fbpx

7 herramientas que te ayudarán a vivir el presente

Quizás te estás preguntando por qué se habla tanto de vivir el presente.

 

Bueno, esto surge debido a la desconexión que existe entre la persona y su realidad del momento.

 

Esto causa que se cree un sufrimiento innecesario, al estar enfocando la atención en el pasado o en el futuro.

 

A lo mejor te ha pasado que no ves la hora de que lleguen por fin tus semanas de vacaciones, aún cuando estás a 5 meses de ello.

 

En este artículo te voy a explicar la importancia de vivir en el presente y te voy a dar algunas herramientas para que vayas aplicando de a poco.

 

Importancia de vivir el presente

Como te había comentado antes, no estar enfocado en el presente causa sufrimiento.

 

Esto sucede porque la persona se aferra al pasado, sea que lo vea con nostalgia por los momentos hermosos que vivió o porque sufrió con algo que le hizo daño y quisiera cambiarlo.

 

Si te ocurre esto entonces tienes que entender que el pasado ya pasó y no volverá, por más que te la pases pensando en él ya nada puedes hacer para cambiarlo.

 

Así que deja de enfocar tu energía ahí.

 

De la misma forma ocurre con el futuro, te puedes estar llenando de preocupaciones que aún no existen, pensando de más, o anhelando algo que crees que será mejor que el momento que estás viviendo ahora.

 

Lo cierto es que eso no lo puedes saber, y mientras tu mente decide enfocarse en eso la vida te va pasando por delante sin que te des cuenta.

 

Y el problema es que te estás impidiendo ser feliz.

 

Nadie sabe si va a estar vivo mañana, entonces, ¿por qué dejar tu bienestar para mañana?

 

Piensa en los enfermos a los que les dan semanas/meses de vida, y es recién cuando se dan cuenta de que tienen que vivir al máximo su día a día.

 

¿Qué señales te da el NO vivir el presente?

 

Siempre hay una señal detrás de todo lo que te sucede, hay una razón, algo que tienes que examinar y luego tomar acción sobre eso.

 

1. Si estás aferrada al pasado significa que hay algo que no puedes soltar, te estás atando a algo.  Entonces pregúntate:

 

¿por qué quiero seguir reviviendo esta situación?.

¿qué beneficio me trae estar atada al pasado?.

 

Debes trabajar en soltar aquello, analiza que te está enseñando esa situación y luego decide avanzar.

 

2. Si en cambio estás constantemente preocupada por el futuro, imaginando un futuro para nada prometedor, como por ejemplo que no sabes como vas a hacer para pagar X cosa, o que no sabes como hacer para entregar el proyecto del trabajo en 2 semanas.

 

Entonces lo que vas a tener que analizar son tus creencias.  ¿Qué creencias te llevan a imaginar un futuro lleno de problemas e inseguridades?.

 

Revisa de donde vienen esos pensamientos, quizás tu mentalidad de escasez se creó con base a como viviste de pequeña con tu familia.

 

A lo mejor tenías a alguien que repetía ciertas frases e inconscientemente las validaste como ciertas.

 

Trabaja en tus creencias limitantes para que no vivas preocupada por tu futuro, para que puedas disfrutar y vivir el presente.

 

Hago la aclaración de que por supuesto que puedes tener metas, objetivos y una proyección a futuro, todo eso es válido y es lo que te ayuda a seguir creciendo.

 

Pero todo eso que proyectas tiene acciones en el hoy, entonces estás creando tu realidad en el ahora con una vista al futuro.

 

Recuerda que lo importante no solo es llegar a la meta, lo importante es el camino.

 

3. Si vives anhelando el futuro porque lo ves como el momento en el que vas a ser feliz, porque tienes las esperanzas de que vas a disfrutar ese futuro, de que todo va a ir mejor, entonces, lo que te está diciendo esto es que estás escapando de tu presente.

 

Estás evadiendo tu presente porque hay cosas que no te gustan de él pero en lugar de intentar cambiar esas cosas prefieres anhelar un futuro inexistente.

 

Si hoy hay algo con lo que no te sientes cómoda y que te impide disfrutar, adivina cuando lo tienes que cambiar, pues es hoy, no mañana.

 

Cómo evitar los remordimientos/lamentaciones

 

Cuánta gente conoces que hoy se lamenta el no haber disfrutado de mas tiempo con sus hijos cuando eran niños, o de sus padres que ya fallecieron.

 

Pues es justamente por esa razón por la que debes vivir el ahora, para que no tengas lamentaciones y menos aún remordimientos.

 

Para que cuando regreses a mirar tu pasado te sientas conforme de lo que viviste y de cómo dedicaste tu tiempo.

 

Yo viví 8 años en Argentina, una época hermosa, y el día que finalmente tome el avión para ir por nuevos rumbos (hace 4 meses atrás) no tiré ni una sola lágrima, porque no tienen idea de como vivía y saboreaba mi presente allá.

 

Era consciente de que no era algo eterno, por lo cual disfrutaba y atesoraba cada momento, sabía cuáles eran mis prioridades, es decir, elegía una salida con mis amigos que eran como mi familia, antes que una cena con gente del trabajo por ejemplo.

 

Y no digo que nunca lloré, en la despedida por supuesto que lloré, incluso lloré al finalizar mi celebración de cumpleaños (10 meses antes) porque sabía que era mi último cumple con mis queridos amigos.

 

Pero hoy puedo decir que no tengo ningún tipo de lamentación, disfruté cada momento, sin desear que sea mañana, sin pensar en el futuro, simplemente viviendo el presente.

 

Por eso puedo mirar mi pasado con alegría, recordarlo con felicidad y con un poquito de sana nostalgia de vez en cuando.

 

Entonces, ¿estás dispuesta a dejar tu pasado atrás, a no vivir preocupada por el futuro y a empezar a vivir el ahora?

 

Cosas que debes hacer para vivir el presente

  • Aceptar los sucesos que llegan a tu vida:  todo aquello que se te está presentando hoy tiene una razón de ser, entonces acepta primero y luego analiza por qué está ocurriendo.

 

  • Recurre al pasado solo para contemplar no para juzgar o para culpar:  una vez que soltaste tu pasado solo vuelve a él para contemplar o para recordar lo que te enseñó.   No olvides que ya no vale de nada culpar, el pasado ya no puede ser modificado.

 

  • Pensar en el futuro sin obsesión y con flexibilidad: proyecta tu futuro, plantéate metas, traza un plan de acción, pero no olvides ser flexible, pues lo único cierto que tienes es el presente, si hoy la vida te lleva por otros caminos no la juzgues, siempre existe una razón.  Confía en el universo.

 

  • Aprovecha el momento, fuera distracciones: enfoca tu mente en lo que estás viviendo, deja a un lado el teléfono, comparte con quienes te rodean, aprende a disfrutar.  No intentes ser multitasking (multi-tarea) porque entonces tu atención no estará en ninguna de las acciones que estás haciendo.  En la siguiente sección te explico como puedes ayudar a tu mente a estar presente.

 

  • Presta atención a tus emociones: no bloquees ni ignores tus emociones, aprende a transitarlas, vívelas sin miedo aún cuando sean negativas, esto te hará ser consciente del momento presente, te hará reflexionar sobre los motivos por los cuales las tienes en ese momento.  Vivirlas no significa dejar que te controlen, mas bien debes aprender a dominarlas, te dejo el link al resumen del libro Domina tus emociones para que aprendas algunas técnicas.

 

Herramientas para ayudarte a vivir el presente

Los miles de pensamientos que llenan tu mente por minuto te impiden poder vivir el ahora.  Por lo cual hay diferentes herramientas que te ayudarán a controlar tu mente, para vaciar tus pensamientos y ayudarte a conectar con el momento presente.

 

1. Potenciar tus sentidos

 

Este ejercicio lo puedes hacer en cualquier lugar, puede ser en un parque, en la ribera de un río, en tu patio, o incluso en tu habitación.

 

Lo que tienes que hacer es sentarte, cerrar los ojos y activar tus sentidos, identificar primero todos los sonidos, por ejemplo el sonido del viento, el maullar de un gato, el canto de un pájaro a lo lejos, o el sonar del telefono.  Escucha atentamente todo lo que puedas identificar.

 

Luego pasa a detectar que es lo que hueles, por ejemplo aire puro, o por el contrario aire viciado, quizás olor a comida, u olor a ropa limpia, agudiza tu olfato e intenta identificar todos los olores que puedas.

 

Finalmente detecta todo lo que puedes sentir, empieza por tus pies, seguramente sientes el pasto fresco, o el piso frío, o la alfombra, luego anda subiendo hacia las piernas, siente tu ropa, siente el viento, y así hasta llegar hasta tu rostro.

 

Una vez que termines puedes abrir los ojos y continuar el día.

 

Como ves es un ejercicio sencillo que te ayuda a liberar tu mente y concentrarte en el presente, no te tomará mas de 5 minutos.

 

 

2. Relajación

 

Te puedes relajar una vez al día mediante la ducha.  En lugar de hacer la ducha de 5-10 minutos veloz que sueles hacer, tómate unos 5 minutos extras y se consciente del momento presente mientras el agua cae por tu cuerpo.

 

Pon tu atención en todos los pasos que tomas para estar limpio, cuando te pones el shampoo, luego cuando te enjabonas y finalmente cuando te enjuagas.

 

No pienses en nada más que en el ritual que estás haciendo de autocuidado.  El agua te ayudará a relajarte.

 

 

3. Meditación

 

Si bien la primera vez que medites no vas a conseguir un resultado inmediato, al pasar el tiempo vas a poder controlar mejor tu mente, liberándola de pensamientos.

 

Para iniciar en la meditación solo necesitas disponer de 5 minutos y de un video de youtube que te vaya guiando.

 

Con el tiempo vas a poder ir incrementando de a poco los minutos.  Hoy en día yo hago meditaciones de máximo 15 minutos, no he podido avanzar mas que eso, pero quizás en unos meses pueda mejorar.

 

Lo importante es que empieces y veas si te ayuda.

 

 

4. Ejercicios de Respiración

 

Puedes estar sentada o acostada, lleva tu mano a tu abdomen, y ahora empieza a respirar, notando que es tu estómago el que debería subir y bajar, no tu pecho.

 

Cada vez que inhales tu abdomen debería llenarse y cada vez que exhales debería vaciarse.

 

Ahora que sabes como respirar entonces procede a inhalar profundamente contando hasta 3, luego exhala despacio contando mentalmente hasta 5.

 

Pon tu atención en tu respiración, en nada mas.

 

Repite esta respiración unas 5-8 veces hasta que sientas que estás relajada y nota como tus pensamientos se apagaron durante todo el ejercicio.

 

 

5. Concentración fija

 

Otra forma de estar presente es con el ejercico de concentración fija, para esto vas a necesitar una vela.  La vas a encender y vas a observar atentamente la llama.

 

Centra tu atención en las diferentes formas que toma la llama debido al viento, mira los colores que se forman, obsérvala detenidamente durante un par de minutos.

 

 

6. Observación

 

Este ejercicio lo puedes hacer en cualquier lugar y requiere solo de un par de minutos.  Solo necesitas observar el espacio en el que te encuentras y nombrar 10 cosas que ves.

 

Hazlo en voz alta y con detalles, por ejemplo la puerta blanca del armario que está cerrada, la palmera verde que se agita por el viento al pie de la casa del vecino.

 

 

7. Ejercicio físico

 

El ejercicio físico te ayuda controlar tu mente y a estar presente pues al presentar cierto nivel de dificultad tu concentración está puesta en esa actividad.

 

Es preferible que corras o trotes antes que solo camines, pues caminar es un hábito inconsciente por lo cual tu mente tiene la habilidad de poder poner su atención en otros pensamientos.

Conclusión

 

El presente es el único momento que tienes que ser, para crear, para vivir, aprovéchalo y disfrútalo.

 

Revisa las razones por las que te estás enfocando en el pasado o en el futuro y trabaja en eso, recuerda que todo siempre es una señal que te quiere mostrar algo, descubre que es.

 

Aplica las herramientas que te compartí y vive el ahora, no seas de las personas que luego se lamentan por algo que no hicieron o dijeron cuando tuvieron el momento.

 

Tu momento de ser feliz es hoy, así que hazlo.  

 

¿Cómo vas a empezar? Cuéntamelo en los comentarios.

 

Comparte este artículo con quién creas que lo pueda necesitar.


Te dejo acá otros artículos que te podrían interesar:

Descubre el poder de la gratitud en tu vida y 5 ejercicios para que pongas en práctica

La Ley del espejo: descubre de que se trata y como aplicarla en tu vida.

Resiliencia: Descubre por qué todo el mundo habla de ella y cómo desarrollarla

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.