fbpx

8 pasos para crear un hábito bueno que te acerque a tus metas

Publicado por Nadia Benites en

«Nunca cambiarás tu vida hasta que cambies algo que haces a diario. El secreto de su éxito se encuentra en tu rutina diaria» John C. Maxwell.

 

Nuestros hábitos diarios son los que definen quienes somos y hacia donde llegaremos.

 

Como dice la frase de John Maxwell, de nuestros hábitos dependerá nuestro éxito.

Todos tenemos hábitos, que son aquellas cosas que hacemos por costumbre, algunas de ellas pueden ser buenas y otras no tanto.

 

Los hábitos malos son aquellos que nos alejan de nuestras metas, de nuestros sueños, como por ejemplo: el hábito de dejar todo para última hora, pues estamos más propensos a cometer errores, no podremos hacer una revisión final consciente antes de entregar la tarea.

 

Entonces, piensa en los hábitos que tienes hoy en día y pregúntate si ellos te están acercando o alejando de a donde quieres estar mañana.

 

En este artículo vas a encontrar los 8 pasos necesarios para que crear un hábito.  Sigue leyendo.

 

Los hábitos

 

Los hábitos se crean a base de repetición, es un acto que haces una y otra vez, hasta que queda guardado en tu rutina diaria o directamente en tu inconsciente.

 

El problema llega cuando ese hábito no te da una satisfacción inmediata, por lo que incorporarlo te cuesta horrores.

 

Aún cuando tienes en mente cuál puede ser el beneficio que te aportará al final, vas perdiendo de a poco la motivación y abandonando.

 

Te cuesta el cambio, porque siempre hay cierta resistencia, te gustaría hacer aquello a lo que ya estás acostumbrada y no tener que hacer pequeños sacrificios diarios.

 

Pero no te preocupes, porque si tienes un plan claro de como vas a ir incorporando de a poco (si, como lo leíste, de a poco) tus buenos hábitos, entonces te garantizo que será mucho más sencillo.

 

Recuerda que no solo necesitas motivación, sino también disciplina.  La disciplina será la que te hará seguir tu plan tal como lo definiste.

 

Y por si te preguntas si es cierto que puedes crear un hábito si lo haces constantemente por 21 días, lamento decirte que eso es solo un mito.

 

No hay un número estándar, pues depende de la dificultad y el esfuerzo que requiera el hábito que vas a incorporar.  Pero si quieres leer un poco más sobre esto, te dejo el artículo de Tania, en el cuál te cuenta cuáles son los días promedio para crear un hábito, con base científica.

 

Beneficios de crear buenos hábitos

 

Si bien los beneficios dependerán de que tipos de hábitos quieras incorporar, te puedo decir cuáles podrías obtener a nivel general.

 

  • Te ayudarán a organizarte mejor, porque vas a aprender a planificar.

 

  • Reducirán tu ansiedad de pensar que necesitabas hacer algo y que al final no lo hiciste por no dedicarle el tiempo y el espacio en tu agenda.

 

  • Incorporarán disciplina a tu vida, aprenderás como la disciplina te lleva a alcanzar los objetivos planteados.

 

  • Te acercan más a tus objetivos, sean personales o profesionales.

 

  • Podrás generar eficiencias y tener menos estrés.

Este es un beneficio que puede aplicar a los  hábitos que involucren procesos, por ejemplo generar el hábito de anotar tus gastos personales una vez por semana para su posterior análisis a fin de mes te puede generar eficiencias, pues ya tienes un día específico para agregar todo a tu planilla, y te genera menos estrés pues puedes ir controlando tu presupuesto y tomando acciones correctivas a tiempo.

 

http://atravesandotulaberinto.com/recurso-gratuito/

Pasos para crear un hábito.

 

1. Tener claras las razones por las que deseas adquirir el hábito

 

Significa ser consciente de la necesidad que tienes de agregar ese hábito en tu vida, definir las razones por las cuales es algo que estás dispuesto a hacer.

 

Que beneficios te traerá a tu vida, como mejorará.  Mira en qué punto estás hoy y en cuál estarías si ya tuvieras ese hábito.

 

2. Compromiso

Decidir firmemente que estás dispuesta a cumplir este objetivo y que dejarás a un lado las excusas.

 

Algo que te ayudará a reforzar tu compromiso es dejar por escrito las razones que pensaste en el punto 1, así cada vez que quieras desistir puedes leer aquello que escribiste para darte un poco de motivación.

 

3. Definir todos los puntos relacionados al nuevo hábito

Esto quiere decir, ser lo más específica posible.

 

No es lo mismo decir “quiero empezar a meditar”, que definir si quieres hacerlo por la mañana para empezar el día con la mente en el tiempo presente, que hacerlo por la noche para relajar la mente y dormir con tranquilidad, o decidir si lo harás al aire libre o dentro de tu casa, si será una meditación guiada o completamente en silencio, si será todos los días o solo los días que tienes que trabajar.

 

Cómo ves son varios los puntos importantes que tienes que pensar y decidir para hacer viable la ejecución de tu hábito.

 

4. Ir lento pero seguro

Mejor no se puede aplicar el dicho, es esencial que vayas poco a poco y no intentar ir de 0 a 100 de un solo golpe, es mejor que empieces con pequeñas metas e ir aumentando paulatinamente.

 

5. Intentar tener todo a la mano

Ayúdate teniendo todo organizado con anticipación, no esperes a que el día que empiezas con el hábito te des cuenta que te faltó comprar algo, o haber buscado la playlist en spotify, o tener el link del video que vas a ver, o haber descargado el libro y tenerlo ya en el formato que corresponde.

 

No dejes que esta pequeña falta de organización se convierta en tu excusa para abandonar sin siquiera haber empezado.

 

6. Activar recordatorios/alarmas:

Nuestra mente y nuestra voluntad es frágil, por eso aprovecha la tecnología, agrega recordatorios en tu celular, o incluye en tu calendario (el del celular, google calendar, o el que uses en el trabajo) el nuevo hábito de tal forma que ya tienes separada en tu agenda el espacio para poder cumplirlo, así cada vez que revises las actividades para el día lo recordarás.

 

7. Evaluar los avances

Revisa periódicamente tus avances, una vez por semana sería lo ideal.

 

Si te das cuenta que algo está fallando y no estás cumpliendo con lo que te comprometiste escribe las razones por las que está ocurriendo, identifica si hay algo que te está faltando.

 

Por ejemplo, quieres aumentar tu consumo diario de agua, pero te das cuenta que varios días no cumpliste y es porque no siempre tienes cerca agua filtrada o un vaso a mano, entonces define qué harás para mejorar, como podrías vencer esos obstáculos, una idea sería llevar contigo siempre una botella de 1 litro de agua.

 

La evaluación de los avances es vital para poder hacer correcciones en el camino y no abandonar.

 

8. Celebrar los logros y recompensarte

Es importante también que reconozcas tus logros y los celebres, sean los pequeños avances o el resultado final.

 

Para mantenerte motivada puedes establecer un premio o recompensa que te darás cuando logres tu objetivo al final de la evaluación.

 

Intenta que el tipo de premio vaya acorde al desafío que te significó el hábito, y obviamente que sea algo que en realidad te motive y que cuando lo obtengas te sientas merecedora de disfrutarlo.

 

Conclusión

Recuerda que tus buenos hábitos son los que te llevarán hacia tus metas.

 

Pon en práctica los 8 pasos para crear un nuevo hábito y no te rindas, se que puedes lograrlo.

 

Ten claro tus motivos y sobre todo tenlos a la vista, eso ayudará a que los recuerdes constantemente.

 

Entonces, ¿estás lista para crear nuevos buenos hábitos?. Te leo en comentarios.

 

«Si sus hábitos no se alinean con su sueño, entonces necesita cambiar sus hábitos no cambiar su sueño»


Te dejo acá otros artículos que te podrían interesar:

Conoce los métodos más efectivos para mejorar tu productividad diaria

5 razones por las que te gana la procrastinación y métodos efectivos para dejar de hacerlo

Guía para planificar tus metas para el 2021 y evitar que queden solo en deseos

 

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *