fbpx

El monje que vendió su Ferrari de Robin Sharma

Publicado por Nadia Benites en

El monje que vendió su Ferrari, de Robin Sharma, es una fábula espiritual en la que el autor nos proporciona los 7 principios para vivir una vida más plena, enfocándonos en mejorar tanto nuestra mente como nuestro cuerpo y nuestra alma.

 

Acá te voy a dejar algunos puntos importantes del libro, también podrás escucharlo completo en el podcast.

Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

 

El monje que vendió su Ferrari

Este cuento narra la historia de Julián un abogado de 50 y tantos años, exitoso, trabajador incansable, reconocido en su medio y con una gran fortuna fruto de su trabajo, quien un día sufre una convulsión en la mitad de un caso, en plena sala del tribunal.

 

A raíz de esto decide retirarse de la abogacía, vende todas sus pertenencias, incluido su Ferrari y parte en un viaje indefinido a India, donde pretende encontrar sentido a su vida.

 

Luego de un tiempo Julián regresa de visita a su ciudad convertido casi en un monje, rejuvenecido, pareciera que se quitó 20 años de encima, con mucha vitalidad, energía y sobretodo con mucha paz y serenidad.

 

Decide entonces visitar a un viejo colega abogado que trabajó con él por muchos años, con el fin de contarle todo lo que había aprendido durante su viaje por India y compartirle así los secretos de una vida esclarecida, que aprendió de los Sabios de Sivana, a quienes tuvo el coraje de ir a buscar entre las montañas de Himalaya y tuvo la fortuna de encontrar.

 

Aprendió ahí los principios de la vida esclarecida, que son mecanismos de la mente, el cuerpo y el alma para vivir de forma mas plena y feliz.  Para ello le contaron una fábula.

 

La fábula no es más que una serie de apuntes pensados para enseñar los elementos de la filosofía de la vida esclarecida, al tiempo que sirven para ayudar a recordar cada paso.

 

La  Fábula

 

Imagina que estás sentado en mitad de un espléndido y exuberante jardín.  Este jardín está lleno de las flores más espectaculares que has visto nunca.  El entorno es extraordinariamente tranquilo y callado.

 

Al mirar alrededor ves que en mitad del jardín mágico hay un imponente faro rojo de seis pisos de alto.

 

De repente, el silencio del jardín se ve interrumpido por un chirrido fuerte cuando la puerta del faro se abre.

 

Aparece entonces un luchador de sumo japonés (mide casi tres metros y pesa cuatrocientos kilos), que avanza indiferente hacia el centro del jardín.

 

El luchador de sumo está desnudo.  Bueno, en realidad no del todo. Un cable de alambre color de rosa cubre sus partes.

 

Cuando el luchador de sumo empieza a moverse por el jardín, encuentra un reluciente cronógrafo de oro que alguien olvidó muchos años atrás.  Resbala y al momento cae con un golpe sordo.

 

El luchador de sumo queda inconsciente en el suelo, inmóvil.  Cuando ya parece que ha exhalado su último aliento el luchador despierta, quién sabe si movido por la fragancia de unas rosas amarillas que florecen cerca de allí.

 

Con nuevas energías, el luchador se pone rápidamente en pie y mira intuitivamente hacia su izquierda.  Lo que ve le sorprende mucho.

 

A través de las matas que hay al borde mismo del jardín observa un largo y serpenteante camino cubierto por millones de hermosos diamantes.

 

Algo parece impulsar al luchador a tomar esa senda y, dicho sea en su honor, así lo hace.

 

Ese camino le lleva por la senda de la alegría perdurable y la felicidad eterna.

 

Cada elemento de la fábula encarna un principio y contiene un significado.

 

El jardín, el faro, el luchador de sumo, el cable de color rosa, el cronógrafo, las flores y el sinuoso sendero de los diamantes son símbolos de las siete virtudes para conseguir una vida de esclarecimiento.

 

 

1er símbolo: el jardín extraordinario cuya enseñanza es el dominio de la mente

 

El autor explica con este primer símbolo la importancia del poder de la mente.

 

Por eso lo compara con el jardín, pues si se nutre y cultiva la mente, esta florecerá mas allá de nuestras expectativas.  Pero si se la llena de preocupaciones, ansiedades, nostalgia del pasado y la incertidumbre del futuro, entonces va a destrozar nuestro mundo interior.

 

La mente es el mayor don de la naturaleza y la gente a veces ni siquiera se da cuenta del enorme poder de la mente, pues la preocupación disminuye gran parte de su poder.

 

Todos tenemos el poder de determinar en qué cosa vamos a pensar en un momento dado y cómo vamos a reaccionar ante un hecho específico. Esto es lo que separa a las personas alegres u optimistas de las que están sumidas en la desdicha, la forma de interpretar y procesar las circunstancias de la vida.

 

Por eso lo que parece una tragedia para alguien puede contener una oportunidad para otro.

 

Pero la manera de pensar es un hábito, por lo tanto se puede cambiar.   Por eso si se decide formar el hábito de buscar lo positivo en cada circunstancia, la vida pasará a dimensiones superiores.

 

Hay que entender que no hay situaciones malas en la vida o experiencias negativas, sino lecciones que hay que aprender y oportunidades que hay que aprovechar para avanzar en el camino del autodominio.

 

Por eso es importante abrir nuestra mente y tener el valor de buscar lo bueno de cada circunstancia amarga.

 

Si esperamos mejoras en nuestro mundo exterior hay que primero empezar por nuestro mundo interior y modificar el calibre de nuestros pensamientos.

 

Técnicas para liberar a la mente de las preocupaciones

Antes de pasar a las técnicas para dominar la mente, es importante recordar que el primer principio es que la concentración es la base del dominio de la mente.

 

Una vez que se concentra el poder de la mente en objetivos definidos y válidos se podrán producir resultados sorprendentes.

 

  • El corazón de la rosa

Solo se necesita una rosa y un lugar silencioso.

El ejercicio consiste en contemplar primero el centro de la rosa, luego mirar su color, su textura, su diseño, sentir su fragancia.  Concentrar toda la atención ante ese objeto.

Al principio habrán pensamientos que intentarán distraernos, pero simplemente hay que dejarlos ir y volver a concentrarnos en la rosa.

Hay que hacer este ejercicio diariamente para ir entrenando a la mente y hacerla fuerte y disciplinada.

Los primeros días quizás no se pueda pasar de los 5 minutos con este ejercicio, pero a medida que se practica ese tiempo se va extendiendo, lo ideal es llegar al menos a 20 minutos sin que la mente se distraiga, este será el indicio de que se está recuperando el control de la mente.

En el silencio y en la quietud hay poder.

 

  • Pensamiento opuesto

La mente solo puede pensar una cosa cada vez.

Entonces, cuando la mente se está concentrando en un pensamiento negativo inmediatamente hay que sustituirlo por un pensamiento positivo.

Para poder hacer esto el primer paso es darse cuenta de que tenemos esos pensamientos pesimistas, indeseables o negativos, por eso es muy importante el autoconocimiento.

El segundo paso es comprender que así como ha entrado un pensamiento negativo a la mente así también se lo puede reemplazar por un pensamiento positivo o alegre.

Hay que simplemente pensar lo contrario, concentrarse en ser alegre, por lo que es bueno acompañar el pensamiento con gestos, por ejemplo sonreír, poner el cuerpo en la postura que adoptamos cuando estamos felices, erguidos y con la cabeza en alto, hacer algunas respiraciones y concentrarnos en el pensamiento positivo.

La calidad de lo que piensas determina la calidad de tu vida.

 

  • El secreto del lago

Se basa en el antiguo principio de que todo es creado dos veces, primero en la mente y luego en la realidad.

Los sabios de Sivana iban hasta un lado de aguas cristalinas y mirando sus aguas imaginaban sus sueños convertidos en realidad.

El autor habla de la técnica de la visualización, imaginarse con todos los detalles habiendo alcanzado ya aquello que queremos lograr.

La mente trabaja con imágenes, estas afectan a nuestro ser y esto afecta el modo en que uno siente y actúa.  Cuando ponemos imágenes inspiradoras en nuestra mente, cosas maravillosas empiezan a ocurrir en nuestra vida.

 

 

2do símbolo: el faro cuya enseñanza es perseguir el propósito

 

El faro sirve como recordatorio de otro viejo principio para una vida esclarecida, que es, el propósito de la vida es una vida con propósito.

 

Los verdaderamente esclarecidos saben lo que quieren obtener de la vida, emocional, material, física y espiritualmente.

 

Así como el faro ofrece orientación y refugio, así también ocurre cuando definimos claramente las prioridades en cada aspecto de la vida, aún a pesar de cualquier corriente brava que se presente en el mar de la vida, siempre sabremos hacia donde nos dirigimos.

 

La felicidad duradera se consigue trabajando constantemente para alcanzar los objetivos y avanzar en la dirección que nos hemos fijado.

 

Los sabios de Sivana denominan al propósito de la vida como Dharma, y creen en el antiguo principio según el cual cada uno de nosotros tiene una misión heroica aquí en la tierra.  A todos se nos ha concedido una serie única de dones y talentos que nos permitirán realizar nuestra tarea terrenal.

 

La clave está en descubrirlos y, de paso, descubrir cuál es el objetivo prioritario.

 

La gente se pasa la vida soñando con ser más feliz, vivir con más vitalidad y tener abundancia, pero no ven la importancia de invertir aunque sea 10 minutos al mes en escribir cuáles son sus metas y pensar en el significado de sus vidas, en el dharma.

 

Para alcanzar el autodominio y el esclarecimiento interior hay que fijarse objetivos en estos campos específicos, es solo cuestión de agarrar un papel y ponerse a escribir los objetivos.

 

Al anotar los objetivos en un papel se le manda una señal al subconsciente para que sepa que esos pensamientos son más importantes que los otros 59000 que tiene durante el día.

 

El método de cinco pasos para alcanzar objetivos

 

Primer paso: formarse una clara imagen mental del resultado.

Cuando más clara la imagen mental mas efectivo sería el proceso.

 

Segundo paso: someterse a presiones positivas que nos sirvan de inspiración.

Una presión positiva es el compromiso público, es decir, contarle a varias personas sobre nuestro objetivo, lo cual ejerce una presión en nosotros que nos estimula a trabajar en dicho objetivo, pues al fin y al cabo a nadie le gusta quedar como un fracasado.

 

Tercer paso: marcar un plazo para dicho objetivo y dejarlas por escrito.

 

Cuarto paso: aplicar la regla mágica del 21.

Que consiste en realizar una actividad nueva que queramos hacer un hábito durante 21 días seguidos.  Por supuesto, este paso aplica si como parte de nuestro objetivo tenemos que incorporar nuevos hábitos a nuestra rutina.

Aclaración: he investigado sobre el tema de crear nuevos hábitos y debo contradecir al autor, los 21 días en realidad son un mito, se desprenden de una mala interpretación de la tesis de Maxwell Maltz en los 60s, crear un hábito requiere de más tiempo, pueden ser meses, siempre depende de que tan fácil o difícil sea esa nueva actividad en nuestra rutina.

 

Quinto paso: es disfrutar del proceso.

Pasarla bien mientras se avanza por el camino de los objetivos.

 

3er símbolo: el luchador de sumo que representa la filosofía Kaisen

 

Kaisen es una palabra japonesa que significa mejora constante.   Este método consiste en trabajar para mejorar nuestro mundo interior, es decir, en la autosuperación y en la expansión personal.

 

Todo éxito externo empieza por el éxito interno.

 

Por eso la importancia de forjarse un carácter sólido, desarrollar una fortaleza mental y de vivir con coraje, para tener una vida virtuosa.

 

Cuando se ha cultivado la confianza en nuestro potencial y posibilidades, nada podrá impedir que triunfemos en lo que nos propongamos.

 

El método Kaisen se enfoca en fortalecer mente, cuerpo y alma.

 

Técnicas para desarrollar la filosofía Kaisen
Salir del círculo de la comodidad

 

Los únicos límites que existen son aquellos que uno mismo se impone.  Por lo tanto hay que atreverse a explorar lo desconocido, para empezar a liberar el verdadero potencial humano.

 

Si en el camino nos encontramos con cosas que nos frenan, entonces hay que detenerse a reflexionar sobre aquello que está impidiendo que hagamos lo que nos gustaría, una vez identificadas aquellas debilidades el siguiente paso es afrontarlas con decisión y tratar de resolver los miedos.

 

El miedo es solo un monstruo mental, una vez que se conquista un miedo, se conquista la vida.

Los diez rituales para practicar el arte del Kaisen

 

Estos rituales ayudarán a avanzar en el camino del autodominio, para ello hay que realizarlos todos los días por una hora, de esta manera se convertirán en hábitos y se alcanzará perfecta salud, energía ilimitada, felicidad duradera y tranquilidad de ánimo.

 

1. Ritual de la soledad:

Incluir un periodo obligado de paz, mínimo de quince minutos y máximo cincuenta, para explorar el poder curativo del silencio y tratar saber quienes somos.

La quietud interior trae consigo muchos beneficios: sensación de bienestar, paz interior y energía desbordante.  Intentar practicarlo cada día a la misma hora.

 

2. Ritual de la fisicalidad:

Si cuidas tu cuerpo, cuidas tu mente. El ritual consiste en dedicar cada día un poco de tiempo para ejercitar el cuerpo.

 

3. Ritual de la nutrición:

Una dieta pobre consume la energía física y mental, afecta al estado de ánimo y enturbia la mente.

La dieta diaria debe consistir de alimentos vivos, es decir, aquellos que provienen de la tierra, los vegetales, frutas y cereales.  Una dieta vegetariana básicamente.

El autor nos invita a huir de los extremos, por ende, quizás ser 100% vegetariano no sea algo factible para todos, por eso su recomendación es reducir el consumo de carne roja, pues es difícil de digerir, se derrochan muchas reservas de energía solo para este fin.

 

4. Ritual del Saber abundante:

Se centra en la idea del aprendizaje y la expansión de los conocimientos.  Consiste en seguir aprendiendo todos los días y ponerlo en práctica.  Uno de los métodos es leer todos los días al menos media hora.

Cuando tengamos en las manos un libro que aporte valiosa información a nuestra vidas no solo hay que leerlo sino estudiarlo, repasarlo varias veces, trabajar con él.

 

5. Ritual de la Reflexión Personal:

Que no es otra cosa que el hábito de pensar. Dedicar un tiempo al final del día para reflexionar sobre la jornada, repasar los actos, si fueron positivos y constructivos, o por el contrario, negativos.

Luego tomando medidas adecuadas para mejorar y avanzar.  Es básicamente una introspección personal.

 

6. Ritual del Despertar Anticipado:

Consiste en despertarse cuando sale el sol.  O al menos despertar una hora antes de lo acostumbrado para tener tiempo de hacer el ritual de la soledad, la contemplación de la rosa, leer un poco, hacer actividad física, o lo que nos suponga un buen inicio de la jornada.

 

7. Ritual de la música:

Consiste en escuchar un poco de música durante el día, es uno de las mejores formas de estar motivados y con ánimo.

 

8. Ritual de la palabra hablada:

Las palabra afectan profundamente a la mente, sean habladas o escritas, su influencia es muy poderosa.  Es importante lo que nos decimos a nosotros mismos.

Por lo tanto el ritual consiste en repetirnos frases positivas a nosotros mismos varias veces en el día.

Las frases deben ir acorde a la creencia que queramos trabajar, por ejemplo, si nos sentimos inseguros en algo, entonces la frase puede ser: yo soy capaz, yo puedo, yo tengo todo el potencial para lograrlo.

 

9. Ritual del carácter congruente:

Consiste en obrar de manera congruente con la verdadera personalidad, obrar con integridad.  Cuando todos los actos que realicemos sean congruentes con nuestros principios sentiremos armonía y paz interior.

 

10. Ritual de la simplicidad:

Es básicamente vivir una vida sencilla.  Concentrarse en las actividades que tienen verdadero sentido, en los objetivos, de tal forma que la vida sea gratificante.

Reducir las necesidades materiales, que son las que menos placer y felicidad aportan y enfocarse en las actividades que si lo hacen.

 

 

4to símbolo: el cable de alambre color rosa que representa el poder de la disciplina

 

Para poder tener autocontrol y fuerza de voluntad es necesario desarrollar la virtud de la disciplina personal.   Al liberar la fuerza de voluntad nos convertimos en dueños de nuestro mundo personal.

 

La autodisciplina proporciona las reservas mentales para perseverar incluso cuando la vida nos ponga a pruebas.

 

La fuerza de voluntad es la virtud que inspira a hacer lo correcto en cada momento y da la energía para obrar con coraje.

 

Para conseguir aquello que anhelamos, una vida más feliz, mas plena, mas abundante, hay que decidirse a hacer las cosas que debemos hacer en lugar de seguir el camino del mínimo esfuerzo.

 

Combatir los malos hábitos, iniciar de a poco, por lo mas pequeño, de tal manera que pequeñas victorias nos lleven a las grandes.

 

Técnicas para desarrollar la fuerza de voluntad:

  • Mantra y visualización creativa:

Repetir varias veces cada día la frase «soy más de lo que aparento, toda la fuerza y el poder del mundo están en mi interior».  Hacerlo junto con la visualización creativa para que tenga mas poder, es decir, sentarse, cerrar los ojos, repetir el mantra una y otra vez, pero a la vez imaginarse como una persona disciplinada y resuelta, con absoluto control de la mente, cuerpo y espíritu.

 

  • Hacer las cosas que no nos gustan:

Empezar con cosas pequeñas.  De esta forma se va habituando a ejercitar la voluntad, y se dejará de ser un esclavo de los impulsos.

 

  • El voto de silencio:

Pasar un día entero sin hablar, salvo para responder a preguntas directas.  De esta forma se condiciona la voluntad para que haga lo que uno le ordena.  Cada vez que surge la necesidad de hablar, se frena ese impulso y se queda callado.

 

 

5to símbolo: el cronógrafo de oro cuya enseñanza es respetar el tiempo propio

 

Quienes jamas han conocido el principio de que dominar el tiempo es dominar la vida, nunca llegarán a ser conscientes de su enorme potencial humano.

 

Todos disponemos de los mismos días de veinticuatro horas, lo que diferencia a unos de otros es el modo en el que emplean el tiempo.

 

Dominar el tiempo permite disponer de más tiempo para hacer las cosas que para cada uno tienen más sentido, por eso la importancia de administrar bien el tiempo.

 

Esto implica planificar tanto el trabajo como nuestras prioridades personales, dejar espacios para los compromisos con uno mismo, como  leer, meditar, relajarnos, estar con la familia, disfrutar con los hijos.

 

Técnicas para dominar el tiempo

  • La vieja regla del veinte

Esta regla indica que el 80% de los resultados que se consiguen en la vida vienen de solo el 20% de las actividades que ocupan nuestro tiempo.

Es decir, que de todas las actividades a las que hoy en día le dedicamos nuestro tiempo solo un 20% nos darán un resultado duradero y reales.

Solo el 20% tendrá influencia sobre la calidad de nuestra vida, por lo tanto son consideradas como actividades de alto impacto.

Con esta técnica el autor nos invita a reflexionar sobre el estilo de vida que tenemos, siempre llenos de tareas pendientes, llenos de reuniones laborales, reportes y más, y como descuidamos nuestro crecimiento propio y también a familiares y amigos.

Como por estar tan ocupados dejamos de dedicar tiempo para compartir con quienes queremos, y que esto en 5-10-15 años finalmente nos va a pesar.

Poder dedicar al menos un 20% de nuestro tiempo a estas actividades y poder tener así un equilibrio en nuestra vida es lo que hará que tengamos mejor calidad de vida.

 

  • Tener el coraje de decir «no» a los ladrones de tiempo

Denomina como ladrones de tiempo a aquellas personas que tienen el tino de llamar, mandar un mensaje o aparecer justo cuando estamos por realizar una actividad para nosotros mismos, como continuar con la lectura de un libro, hacer el ritual de la soledad o simplemente descansar un momento y reflexionar en la oficina.

No hay que sacrificar el tiempo propio por atender a estas personas, hay que saber decirles que no y valorar nuestro tiempo.

 

  • La mentalidad del lecho de muerte

Vivir cada día como si fuera el último, y no como si tuviéramos 50 años mas por delante.

 

 

6to símbolo: las rosas amarillas que representa servir desinteresadamente a los demás

 

Una de las virtudes esenciales para la vida esclarecida implica que la calidad de la vida se reducirá a la calidad de lo que hemos aportado.

 

Realizar actos bondadosos enriquece la vida y le da significado, por eso es importante cambiar la interpretación de por que estamos aquí en la tierra, pues básicamente es para entregarnos a los demás y contribuir en todo lo que podamos, pues nacimos sin nada y de la misma forma hemos de morir.

 

Recordar que formamos parte de una colectividad y que siempre hay una forma de contribuir, sea con nuestro tiempo o con nuestra energía en ayudar a alguien que lo necesite.

 

Se pueden buscar actos pequeños, como ayudar a una persona no vidente a cruzar la calle, o ir mas allá y dedicar un año de nuestras vidas a trabajar con la gente pobre.

 

Maneras de contribuir hay muchas, solo es cuestión de tener la mente abierta para poder ver a nuestro alrededor y detectar lo que hace falta.

 

Para esto el autor nos invita a practicar diariamente actos de bondad, reflexionar cada mañana sobre el acto de bondad que se va a hacer a los demás durante ese día.

 

 

7mo símbolo: el sendero de los diamantes cuya enseñanza es abrazar el presente

 

Vivir el ahora, sabiendo que el pasado ya no está y que el futuro es un sol lejano en el horizonte de nuestra imaginación. Por lo tanto, el momento que cuenta es el ahora y hay que aprender a vivir en él.

 

Recordar que la felicidad es un viaje y no un destino, vivir el hoy es importante porque ya no habrá otro día igual a éste.

 

No hay que dejar para mas tarde las cosas que son importantes para el bienestar y la satisfacción personal, no vivir postergando la vida.

 

Vivir la infancia de los hijos, compartir con ellos momentos es más importante que todo lo que se les pueda comprar. Lo que van a atesorar y a recordar son las experiencias y no tanto algo material que se les pudo haber dado.

 

Tratar de evitar el remordimiento, la nostalgia, la tristeza futura de darse cuenta que no supieron aprovechar el tiempo con ellos una vez que los hijos ya crecieron.

 

Técnicas para abrazar el presente

  • Practicar la gratitud:

Dedicar al menos 5 minutos al día para practicar la gratitud, de esta forma nos hacemos conscientes de las cosas que ya tenemos hoy, en el presente y somos mas capaces de disfrutarlas, en lugar de preocuparnos por aquello que todavía no tenemos.

Aún en circunstancias complicadas siempre hay algo para agradecer, si no tenemos trabajo quizás tenemos salud, o tenemos un techo, sino tenemos dinero en la cuenta quizás tenemos ganas y energías para ponernos a trabajar y salir adelante.

El hecho de estar vivos ya es un motivo para estar agradecidos.

  • Cultivar el propio destino:

Tomar la decisión de concentrarnos en lo mas importante para cada uno de nosotros, invertir mas tiempo con quienes dan sentido a nuestras vidas, hacer las cosas que siempre hemos querido hacer.

Tomar el timón de nuestra vida y dirigirla hacia donde nosotros definamos.

Encontrar nuestra verdadera vocación y no posponer mas la felicidad, sino disfrutar del proceso.

 

Pongan en práctica algunas de las técnicas compartidas y empiecen a ver los cambios en su vida.

No se olviden de suscribirse al blog para que reciban información de los siguientes episodios y demás artículos del blog.

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *