fbpx

Resumen Autodisciplina para el éxito de Frank Mullani

Publicado por Nadia Benites en

Frank empieza su libro derribando el mito que tienen los jóvenes de que conseguir el éxito es fácil, de que un día por arte de magia y de un poco de suerte serán ricos y exitosos.

 

Y derriba el mito con una simple afirmación, que para lograr cualquier meta importante y para lograr el éxito es necesaria mucha dedicación y compromiso.

 

Y que el único secreto del éxito es la autodisciplina, pues esta nos lleva a adoptar hábitos productivos que genera que seamos personas de resultados.

 

El problema es que la autodisciplina está asociada con la sensación de sufrimiento e incomodidad permanente, y es lo que el autor pretende cambiar, invitándonos a cambiar el enfoque perfeccionista y más bien adoptando el concepto de avanzar logrando pequeñas metas sistemáticamente.

 

Acá te voy a dejar algunos puntos importantes del libro, también podrás escucharlo completo en el podcast.


Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

¿Qué es la autodisciplina?

 

Para Frank la autodisciplina es un compromiso con nosotros mismos y con nuestro crecimiento personal, pues al final se necesita disciplina para toda área en la que queramos mejorar, como por ejemplo en la salud, o si queremos aprender algo nuevo.

 

La autodisciplina está incluso por encima de la motivación, por encima del pensamiento positivo y más allá de los sueños, pues los resultados se consiguen con acción consistente y autodisciplina.

 

Hay personas que creen que el talento es lo más importante, pero no es así, porque el talento por si solo no genera resultados, incluso se puede desperdiciar si no hay dedicación y trabajo de fondo.

 

El talento sin disciplina simplemente es aptitud y capacidad desperdiciadas.

 

El autor nos indica que si uno está dispuesto si es posible transformar nuestra vida, darle un sentido y un propósito, siempre que decidamos adoptar el hábito de la autodisciplina, que es necesaria para definir nuestras metas claramente e identificar un plan de acción.

 

Para ello hay que tomar responsabilidad y consciencia:

 

  • Responsabilidad de entender que nadie va a venir a decirnos que hacer con nuestra vida y que en el fondo bien sabemos a donde queremos llegar, dejar de tener el papel de víctima que solo culpa a los demás sobre su propia situación.
  • Y consciencia de que solo existe esta vida para lograr ese sueño que hemos imaginado.

 

¿Fácil?

 

Pues no, no lo es, tenemos tendencia a postergar para después, para cuando sea el tiempo perfecto, para cuando todas las condiciones sean tal como las imaginamos, sin embargo ese futuro incierto no llega jamás, el momento en el que hay que trabajar es ahora, y si las condiciones no son las adecuadas entonces avanzar de acuerdo a nuestras propias reglas.

 

Por eso es importante la habilidad para disciplinar nuestra mente y nuestras acciones.

 

La autodisciplina nos libera de nuestras propias limitaciones mentales ya que nos ayuda a descubrir todo lo que somos capaces de lograr. Cuando falta autodisciplina nos falta dirección, nos falta ambición y se acaba la motivación pues no vemos resultados.

 

La autodisciplina nos da seguridad, nos hace sentir que estamos control de nuestra propia vida.

 

El precio del éxito

 

El precio del éxito es transitar el camino difícil que implica construir nuestros sueños, hacer aquellos cosas que tenemos que hacer aún cuando no nos gusten o cuando no tengamos ganas de hacerlas, implica sacrificar a veces la diversión y el relajamiento por acción decidida y compromiso.

 

Muchas veces desperdiciamos tiempo valioso en tareas de poco valor que no aportan nada positivo a nuestras vidas.  O nos dejamos ganar por la pereza.  O pensamos que con el tiempo las cosas cambiarán a nuestro favor, solo por que si, sin ningún tipo de esfuerzo.

 

Todos tenemos las mismas 24 horas del día, pero no todos hacemos el mejor uso de este tiempo.  Hay que aprender a administrar mejor nuestro tiempo, dejando de desperdiciarlo en actividades poco productivas.

 

Este precio a pagar, estos sacrificios, se ven minimizados cuando la meta en la que se trabaja nos gusta y nos hace sentir bien, pues entonces se estará disfrutando del proceso.

 

Si estás trabajando en una meta y no disfrutas del proceso, piensa si realmente es algo que quieres para ti, algo que te gusta, algo que tú mismo decidiste hacer y no por influencia de otros.

 

Comprometerse en mente, cuerpo y alma en lograr nuestras metas se trata de enamorarnos de nuestro sueño, de apasionarnos con el proceso, de sacarle gusto incluso al fracaso y a los obstáculos y entenderlos como enseñanzas para nuestro crecimiento personal y como parte del camino para llegar hasta donde queremos llegar.

 

Los peores enemigos del éxito

 

Frank describe como los peores enemigos del éxito a las excusas, la mentalidad de víctima, la pereza y la procrastinación.

 

Indica que el mundo de las excusas es un mundo conformista y mediocre en donde jamás florece nuestro potencial como seres humanos.  Cuando nos acostumbramos a las excusas realmente nos acostumbramos a justificar nuestra falta de resultados y falta de enfoque, validamos de alguna forma nuestra mediocridad.

 

Las excusas son razones inventadas que creamos para justificar nuestra conducta.

 

Pero vivir en el mundo de las excusas siempre nos mantendrá en la zona de confort, limita nuestras oportunidades y no nos permite descubrir nuestras fortalezas ni desarrollar nuestros talentos.

 

Las excusas nos estancan y detienen, nos vuelven conformistas y perezosos, y están muy ligadas a la procrastinación, que no es otra cosa que dejar para mañana (o para después) todo lo que sabemos que podemos y debemos hacer hoy.

 

El autor nos hace un pequeño listado de las excusas más recurrentes:

Nunca tengo tiempo suficiente:

En realidad lo que intentamos decir en el fondo es que nuestras metas no son lo suficientemente importantes como para dedicarles nuestro tiempo.

 

No tengo suficiente dinero:

El autor es fiel creyente de la ley de la atracción por lo cual nos explica que con esta frase estamos enviando un mensaje equivocado al universo y nos estamos limitando para atraer mas dinero hacia nuestra vida.

Es preferible enfocarnos en encontrar el vehículo para mejorar nuestra situación financiera y no en los limitantes del momento para seguir estancados en una vida sin resultados.

 

Le tengo miedo al fracaso:

Este es un miedo infundado, pues cuando nos atrevemos a fracasar ganamos experiencia y que ganamos autoconfianza y conocimiento. De cada fracaso el resultado será más experiencia, más conocimiento y mejor información para seguir adelante.

 

No me siento muy motivado en este momento:

Cuando le damos poder a esta excusa tendemos a permanecer inactivos esperando que tal vez todo se soluciones como por arte de magia, nos volvemos seres negativos y conformistas.

Se necesita acción para estar motivado, esta es la fórmula para contrarrestar la desmotivación.

Cuando empezamos a actuar, a trabajar en nuestras metas empezamos a construir lo que el autor denomina «momentum productivo».

La autodisciplina es el hábito productivo más importante, porque nos impulsa a hacer aún cuando no estemos motivados en el momento.

 

Claves secretas para desarrollar el hábito de la autodisciplina

1) Defina con absoluta claridad qué es lo que quiere para su vida.

Hay que tener claro el resultado que se desea obtener, solo de esta forma habrá un verdadero compromiso.  Pues sin tener un norte bien definido, es muy fácil darse por vencido y refugiarse en las excusas.

Es necesario escribir esas metas junto con el por qué quiere conseguirlas.

Luego desglosar en metas más pequeñas que habrán de alcanzarse cada día para llegar a ese gran objetivo.  Se pueden hacer metas diarias, semanales, mensuales o para cada año si fuera el caso.

 

2) Organice sus prioridades y defina un plan de acción para alcanzar sus objetivos.

Esto implica pensar en todos los pasos que se necesitan seguir para completar los objetivos.  Apoyarse dejando todo por escrito, pues genera mayor compromiso y ayuda a tener todo mejor organizado.

Es importante también establecer fechas límite estimadas para alcanzar las metas del paso 1.  Siendo flexible en el proceso para saber cuando ajustar el plan de acción o delimitar una nueva fecha límite.

Establecer fechas límite ayuda a mantenernos enfocados en un resultado muy específico que hay que alcanzar en una fecha específica y nos desafía a incorporar el hábito de la autodisciplina.

De esta manera tendremos una sensación de estar en control de la situación y no perderemos el norte.

 

3) Mejore el ambiente que lo rodea y elimine distracciones.

Es necesario mantener un lugar de trabajo ordenado que nos estimule a trabajar.  Un espacio ordenado y limpio nos inspira a seguir adelante.

Es importante también silenciar las notificaciones de redes sociales, de correos electrónicos y cualquier otra distracción tecnológica que nos impida concentrarnos en los objetivos mientras se trabaja.

 

4) Escriba una lista de tareas por completar para cada día.

Las listas de cosas por hacer nos ayudan a seguir una secuencia ordenada de lo que sabemos debemos completar para cada día y nos recuerdan qué es lo que falta por hacer.

 

5) Establezca un horario y una rutina para lograr sus objetivos.

Los horarios y la rutina ayudan a mantener el enfoque, crean disciplina y generan compromiso para realizar la lista de tareas del día.

 

6) Aliméntese bien y consuma alimentos saludables periódicamente.

¿Por qué es importante?, porque si no nos alimentamos o aguantamos el hambre bajan nuestros niveles de azúcar en la sangre y esto debilita nuestra voluntad para seguir adelante.

Así también disminuye la habilidad para concentrarnos y entonces no estamos funcionando a nuestro máximo potencial.   Es importante no saltarse las comidas, nuestro cerebro necesita enfocarse en nuestras metas y no en la falta de alimento.

 

7) Piense en ese gran sueño que quiere lograr y deténgase por un momento y piense cómo actuaría la persona en la cual se quiere convertir para hacer eso una realidad. Identifique los cambios que necesita hacer con su vida para lograr sus metas.

Un punto super importante, porque implica analizar que nuevas conductas y por supuesto nuevos hábitos tendremos que adoptar para hacer que esas metas que establecimos se cumplan.

 

8) Visualice a dónde quiere llegar.

La visualización es una herramienta muy recomendada hoy en día, pues es una herramienta poderosa que nos ayuda a ver nuestro futuro con anticipación y estimula a seguir adelante.   Para esto solo tenemos que visualizarnos habiendo ya cumplido esa meta que nos propusimos, con todos los detalles posibles, pensando en la satisfacción que sentimos en ese momento, si esa meta involucra a mas personas, como por ejemplo la familia, entonces imaginarlos también, todos dentro del mismo momento de regocijo.

9) Deje de un lado la parálisis por análisis.

Este punto se refiere a que podemos vernos estancados por analizar en exceso, porque entonces nos podemos llenar de dudas y a postergar, también va de la mano del perfeccionismo.  Entonces dejar de buscar la perfección y dejar de analizar tanto y empezar a actuar, porque aún cuando hayan dudas o hagamos algo que no esté 100% bien, em mejor obtener algún resultado por haber empezado que no tener ninguno porque seguimos pensando.

 

10) No se deje vencer por el tamaño de sus metas o sueños.

Es decir, no asustarnos o intimidarnos por esa gran meta que queremos y que quizás vemos como muy lejana, es mejor enfocarse en el primer escalón que hay que subir el primer día, y luego enfocarse en seguir subiendo.

 

11) Acostúmbrese a elevar sus propios estándares, acostúmbrese a ir más allá del promedio.

No conformarnos con obtener solo el resultado esperado sino sobrepasar nuestros propios límites, tratar de ir un poco más allá y explorar todas nuestras capacidades.

 

12) Piense en modelos a seguir y en personas que admira o que ha admirado toda su vida para que esto le sirva de motivación para construir sus propias metas.

El apoyarnos en la imagen y en los logros de personas a las que admiramos sirve como motivación y guía para cuando sentimos que queremos rendirnos.

 

13) Asuma la responsabilidad absoluta de su destino y de su existencia.  Jamás se escude en las excusas.

Y cuando sintamos que esto sucede entonces hay que leer las metas y las razones por las que queremos cumplirlas, para que nos sirva de motivación y compromiso.

 

14) Decídase a vivir una vida con propósito.

Encontrar el significado de fondo a su vida y convencerse de que está en este mundo para algo más que sobrevivir y pagar cuentas.  Este es un proceso que requiere de autoanálisis e introspección para descubrir esa razón de fondo que nos hace seguir adelante.

 

15) Adquiera absoluta conciencia de su entorno.

Es decir vivir el momento presente y sentir el presente con todos los sentidos puestos en lograr los objetivos que nos hemos propuesto.   Teniendo esta consciencia del momento presente nos hacemos responsables por nuestros actos y empezamos a construir autodisciplina.

 

16) Trabaje en desarrollar su propio temple, coraje y valentía.

No permita que los obstáculos lo desvíen de sus objetivos.  Empezar por ver nuestros problemas del día a día en perspectiva y no como obstáculos insuperables sino como oportunidades para crecer, como retos que debemos superar.

 

17) Termine lo que empieza.

Nada peor que dejar inconcluso el trabajo iniciado para lograr nuestra meta. No darle poder a la pereza y mediocridad.  Si nos acostumbramos a terminar lo que empezamos nos sentimos bien con nosotros mismos y sentimos que nuestro esfuerzo produce resultados.

 

Claves que nos ayudarán a convertirnos en los líderes de nuestro propio destino

 

Conózcase a si mismo.

Piense en todas sus fortalezas y también en sus debilidades.  Conocernos es esencial para empezar a crecer y ejercer autocontrol sobre nuestras acciones.

Entre más nos conocemos a nosotros mismos más empezamos a entender y a sentir que existe un poder dentro de cada uno de nosotros.

Entre mas nos conocemos más desarrollamos ese coraje y ese valor que necesitamos para avanzar con nuestra vida.  Nos da sabiduría y autoconfianza.

 

Crea en usted mismo y confíe en todo su poder para transformar su vida.

Si nosotros mismos no creemos en el poder y energía que tenemos entonces no podemos esperar que los demás lo crean o que lo descubran por nosotros.

 

Voluntad, persistencia y disciplina.

Solo así encontraremos un camino y una forma de controlar nuestro destino.  Nuestra mente y nuestro deseo de triunfar se deben sobreponer siempre al deseo primitivo del cuerpo, de nuestras sensaciones y de nuestras dudas de claudicar.

 

Aprenda a posponer el impulso de la gratificación inmediata.

Para esto es necesario que la mente esté en control de nuestros deseos más primarios y nos ayude a controlar la seductora idea de la gratificación Inmediata.

Cuando la tentación aparezca es mejor tomarse una pausa y analizar las consecuencias de caer en esta tentación, enfocar la mente en el objetivo principal de largo plazo por el cual estamos trabajando.

 

Control emocional.

Implica tener control sobre nuestros pensamientos y nuestras acciones para ejercer dominio sobre nuestro destino.

Cada día nos enfrentaremos a diversas situaciones, depende de nosotros como manejarlas, si dejándonos dominar por los eventos que suceden a nuestro alrededor o si asumimos el control de la situación y seguimos adelante.

La diferencia básica es como respondemos a esos factores, sean internos o externos, que nos quieren desviar de nuestras metas.

Dejar de asumir el papel de víctimas y tomar el control de nuestro destino asumiendo absoluta responsabilidad y compromiso, sin culpar a otros ni a las circunstancias, sino mas bien buscando soluciones.

 

Conclusión

El éxito depende del compromiso que cada uno asuma con sus metas, como nos explica el autor, la autodisciplina es un hábito que se puede adquirir, si, hay que hacer algunos sacrificios, pero siempre que se tenga claro el por qué de esos sacrificios entonces el proceso será cada vez más amable y lo que antes era sacrificio se convertirá en elección.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *