fbpx

¿Crees que el poder de la mente es capaz de crear tu realidad? Descúbrelo.

Publicado por Nadia Benites en

Mucho se ha hablado sobre el poder que tiene la mente para crear la realidad, existe lo que se llama la ley de la atracción, en la que se revela que solo necesitas imaginar lo que quieres para poder crearlo.

 

Bueno, no es así tan literal y en este post te explico por qué.

 

Lo que si hace la ley de la atracción es derrumbar el mito de que el destino de cada persona está escrito, básicamente que las cartas están lanzadas.

 

En lo personal creo que esto no es así, si bien cada persona vino al mundo a cumplir una misión, que puede ser de índole familiar, social o personal, cuenta con diferentes caminos para lograrlo, caminos que va construyendo de acuerdo a las acciones que va tomando.

Para poder empezar a atraer las cosas que deseamos en nuestra vida el primer paso es tomar la decisión de cambiar de mentalidad.

 

En este post te voy a contar cómo la mente crea la realidad y algunos métodos que te pueden ayudar si quieres empezar en este camino.

 

Los pensamientos crean la realidad

Se suele creer que son las situaciones externas las que crean nuestra realidad, pero esto no es así.

 

Tu realidad la forman tus pensamientos, es decir, en todo aquello en lo que te estás enfocando en pensar. 

poder de la mente para cambiar realidad

 

Digamos que continuamente estás diciendo frases como «la situación económica está muy difícil», «el dinero no alcanza», «no tengo dinero».

 

Vives una situación en la que tus ingresos te alcanzan para lo justo y mes a mes te angustias por eso.  Cada vez que hablas con alguien siempre repites las mismas frases mencionadas anteriormente.

 

¿Qué estás haciendo?. Enfocando tus pensamientos en lo que te falta, repitiéndote constanmente que no tienes dinero.

 

Y, ¿qué crees que termina pasando?, que de repente no te hacen el ajuste de sueldo que estabas esperando, que tus ventas ese mes bajaron estrepitosamente o que te llegó un impuesto/servicio nuevo que pagar.

 

Y todo esto no hace más que confirmar tu primer pensamiento: que no te alcanza el dinero.

 

Así es como vas creando tu realidad.  Solo que es más fácil culpar a los demás antes que hacernos responsables.

 

Si tú misma te repites todos los días y constantemente que no tienes dinero, entonces es esa vibración la que emanas al universo, y el universo lo único que hace es darte lo que estás pidiendo.

 

Puesto que, se dice que el universo está formado por vibraciones, altas y bajas, o positivas y negativas, así que las vibraciones parecidas se atraen, por eso lo denominan la ley de la atracción.

¿Qué pasaría si en lugar de enfocar tu mente en lo que te falta la enfocas en lo que quieres?. 

 

El poder de tu mente está acompañado por tus emociones y vibraciones, si quieres lograr algo déjame decirte que una mala actitud no te va a ayudar a conseguirlo.

 

Si en lugar de quejarte de que no tienes dinero y de decírselo a todo el mundo, mejor decide pensar que vas a lograr ese aumento de sueldo, o que aunque este mes las ventas cayeron vas a enfocar tu estrategia de forma diferente para recuperar clientes y ver a esto como una oportunidad para ser más creativa y encontrar nuevas formas de promocionarte.

 

 

En lugar de ver el vaso medio vacío mejor míralo medio lleno y decide que vas a ser tú quien va a terminar de llenarlo.

 

Acompaña a tu pensamiento con tu emoción, sea lo que fuere que quieres crear/lograr empieza por ser positiva, es la forma en la que podrás atraerlo.

 

Mi propia experiencia

 

Me permito aquí contarte mi propia experiencia con el poder de la mente.

 

Yo había decidido mudarme de Argentina para el 2020, por lo que al regreso de mis vacaciones en mayo de 2019 empecé a buscar las maneras de poder ubicarme en otro país, la forma que tenía para hacerlo era como estudiante, así que investigué sobre cursos que me permitieran trabajar y estudiar a la vez.

 

Ya con los posibles cursos y destinos definidos empecé a mirar el presupuesto que necesitaba en cada caso.

 

Los ahorros que tenían eran pocos pues había regresado de mi viaje por Europa, sin embargo mi decisión de mudarme era tan firme que para enero yo ya contaba con todo el dinero que había presupuestado para poder mudarme.

 

¿Cómo pasó?.

 

Fueron una suma de factores: el ahorro mensual, me fui deshaciendo de suscripciones que tenía, re-organicé mi presupuesto mensual para evitar gastar en cosas innecesarias.

 

Empecé a vender mi ropa, pues al final no podía llevarme 8 años de ropa acumulada en 2 maletas, empecé a vender las cosas que tenía en mi departamento, como muebles, electrodomésticos, vajillas y demás.

 

Vendí unas acciones en las que había invertido y por los cuales no tuve rendimientos, en mi trabajo recibí un bono por mi performance mucho más alto de lo que esperaba, por supuesto que me lo merecía y fue más que justo.

 

Me pagaron horas extras porque trabajé un montón en un proyecto y al final cuando renuncié me pagaron por los días de vacaciones que no me había tomado.

 

Soy muy ordenada con mis finanzas por lo cual semana a semana iba registrando mis ingresos y egresos referentes a los ahorros (un archivo específico para eso) y el darme cuenta que iban subiendo y que con mis proyecciones futuras podría alcanzar mi objetivo me motivaba más y me hacía sentir segura de que lo conseguiría.

 

Finalmente logré ahorrar incluso un poco más de lo que me había propuesto, y en el 2020…… llegó el coronavirus.

 

Ups!!! ????

 

Bueno, eso ya es otra historia.  Lo que quiero recalcar aquí con mi propio caso es como nuestra mente junto con nuestra actitud y por supuesto con nuestras acciones nos pueden llevar a donde queremos.

 

Reitero nuevamente la aclaración de que, si bien la realidad se crea basada en nuestros pensamientos, para lograr lo que anhelas es más que imprescindible que lo acompañes de tus acciones, necesitas poner en marcha un plan de acción.

 

Por qué es difícil cambiar

 

 

Quizás me digas que lo que te he comentado antes ya lo has practicado, que cambiaste tus pensamientos para lograr aquello que quieres pero que hasta ahora no has visto resultados en lo absoluto.

 

O conoces a gente que lo ha intentado y sigue igual que siempre.

 

El problema radica en que tú o la persona que conoces han decidido cambiar solo a un nivel consciente, pero no en el inconsciente.

 

Por esta razón puedes pensar positivamente todo lo que quieras, pero no habrá cambio alguno, porque tu mente dice una cosa pero tu cuerpo tiene cableado otra.

Qué es el consciente y el inconsciente

 

El consciente es todo lo que tu mente puede percibir de manera directa a través de los sentidos y las emociones, y que provienen del mundo exterior, de tus pensamientos, de tus recuerdos o de tus acciones.

 

En el inconsciente está todo aquello que de forma invisible rige las acciones de tu vida.  Aquí se encuentran tus valores, tus creencias, tus hábitos, tu intuición, conflictos no resueltos, tu imaginación.

 

Lo que tienes en tu inconsciente viene de tres lugares:

 

  • De tu inconsciente individual: es decir de tu niñez, de lo que viviste desde que naciste hasta los 6 años.  Tu sentido de merecimiento (de amor, de éxito, de felicidad) viene dado por lo que los adultos que te rodeaban te dijeron o hicieron por ti.
  • Del inconsciente familiar: significa que arrastras los dramas de tu árbol, de tus generaciones anteriores.  Por ejemplo: puedes querer conscientemente ser madre pero aunque lo intentas no consigues quedar embarazada o tienes pérdidas espontáneas, si investigas en tu árbol probablemente hayan historias de abortos o hijos no deseados.
  • Del inconsciente colectivo: que está marcado por la cultura del país donde vives y la sociedad en la que creciste.

 

La mente consciente representa tan solo un 5%, mientras que la inconsciente el 95%.  Por esta razón, el cambio lo tienes que hacer en tu inconsciente.

 

Cómo empezar el cambio para usar el poder de tu mente

 

Revisa tus creencias

 

Si quieres tener éxito, ser próspera y dejar de tener problemas financieros debes revisar primero como está tu sentido de merecimiento, ¿consideras que eres digna de tener todo eso?, ¿qué creencias tienes sobre esto?.

 

Entonces, empieza a buscar cuáles son las creencias que tienes, aquellas que te están limitando y de donde provienen.

 

Luego tienes que trabajar en ellas, cambiarlas por creencias potenciadoras.

 

Acá te dejo la guía gratuita para cambiar creencias limitantes.  Ahí podrás entender mejor qué son, de donde provienen y un método que te ayudará a cambiarlas.

 

Cambia el viejo modelo

 

El viejo modelo de realidad es de causa y efecto, es decir, esperas la riqueza para sentirte próspera, esperas tener éxito para sentirte empoderada.

 

Eso es vivir en carencia, esperando que algo pase afuera para sentirte de tal o cual manera.

 

Debes empezar por sentirte exitosa, por sentirte abundante, por sentirte agradecida, por sentirte amada para que todo eso llegue.

 

Empieza a meditar

 

La meditación te ayuda a controlar tu mente. Si, a esa mente inquieta que vive con miles de pensamientos por minuto, esa maquinita que no para de pensar y te mantiene atado al pasado, nostálgica por lo que viviste, o te mantiene ansiosa del futuro, con expectativas de lo que esperas que pase.

 

 

Al meditar vas a poder calmar tu mente, vas a poder vivir el momento presente, que es en el que empiezas a construir aquello que anhelas.

 

Controlando tu mente vas a poder convertirte en la creadora de tu vida, para que tus pensamientos y sentimientos comiencen a producir resultados en tu entorno exterior.

 

Puedes empezar con 5 minutos al día, hasta que te vayas adaptando, para luego ir subiendo de a poco el tiempo.  No te preocupes porque al inicio para nadie es fácil controlar la mente, pero es cuestión de seguir practicando.

 

Haz visualizaciones

 

Aparte de la meditación, en lo particular, me gusta complementar con visualizaciones.

 

Que significa imaginarte habiendo conseguido aquello que quieres, verlo con todos los detalles posibles: el lugar, la gente que te rodea, las cosas que haces, cómo te sientes, que ropa vistes, a quién miras, que haces.   Sentir esas emociones como si lo estuvieras viviendo en este momento.

 

Esto me deja en un estado de confianza tal que me siento capaz de lograrlo y me motiva a trabajar todos los días por ello.

 

Puedes hacer esto en 5-10 minutos y acompañar con música relajante.

Conclusión

 

Puedes crear tu propia realidad para vivir como quieres usando el poder de tu mente.  Esto no implica que solo con pensarlo lo vas a obtener, hay varios puntos a tener en cuenta.

 

Debes desear eso tanto a nivel consciente como inconsciente, si hay alguna traba entonces revisar a qué se debe y trabajarla.

 

Debes acompañar ese pensamiento/deseo/intención de la acción, enfocarte en aquello que quieres vibrando en esa energía para poder atraerlo.

 

Necesitarás un poco de práctica y constancia, pero te aseguro que los resultados valen la pena.

 

Cuéntame en los comentarios tú de que lado estás, de los que piensan que el destino está trazado o de que somos capaces de crear la realidad.

 


Te dejo acá otros artículos que te podrían interesar:

Resiliencia: Descubre por qué todo el mundo habla de ella y cómo desarrollarla

¿Cómo identificar si sufres del síndrome del impostor y cómo superarlo?

Utiliza esta herramienta del coaching para analizar tus niveles de satisfacción: La rueda de la vida

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *