fbpx

Tráguese ese sapo de Brian Tracy

Publicado por Nadia Benites en

Tráguese ese sapo, 21 estrategias para tomar decisiones rápidas y mejorar la eficacia profesional, de Brian Tracy, es un libro que explica cómo mejorar la productividad sin tener que ponernos al día con todas las tareas que tenemos por hacer.

 

Se enfoca en entender como seleccionar la tarea más importante, aquella cuyas consecuencias tendrán el mejor impacto en nuestros objetivos, aunque generalmente es justamente esa la que inconscientemente decidimos postergar, por ser la más tediosa, fea o dura.

 

Acá te dejo una reseña del libro, también podrás escuchar el resumen completo en el podcast.


Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

 

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

 

Reseña

Hoy en día casi todos buscamos técnicas, consejos y herramientas para ser más productivos, para poder terminar todas las tareas que tenemos en nuestro día a día, para sentir que alcanzamos con todo.

 

Y es justamente este el mito que derrumba el autor, nos invita a amigarnos con la idea de que nunca vamos a poder terminar todas las tareas, nunca vamos a poder estar al día.  Y la razón es simple, siempre habrá más para hacer mientras que el tiempo disponible siempre es el mismo.

 

Lo que el autor nos enseña en este libro es a seleccionar la tarea más importante en cada momento así como nuestra disposición a empezarla y terminarla lo más pronto posible y bien.  Pues es esta tarea la que tendrá el mayor impacto en nuestro éxito.

 

Yo había escuchado que es bueno bañarse con agua fría en la mañana, pues al terminar tendríamos la sensación que lo peor del día ya ha pasado, y entonces enfrentamos nuestro día con otra predisposición.

 

El autor en cambio escuchó que si lo primero que hacemos cada mañana es tragarnos un sapo vivo, entonces podremos continuar el día con la satisfacción de saber que lo peor que podía habernos sucedido probablemente ya ha pasado.

 

Algo parecido, solo que lo de la ducha fría está más enfocado al tema de actitud para enfrentar el día y los problemas que puedan aparecer, mientras que lo del sapo el autor lo asocia con la tarea mayor y más importante que tenemos.  Ese es «el sapo» para el autor, en este libro.

 

Ese sapo generalmente es aquella tarea quizás más dura, más compleja, más larga, tediosa o simplemente más fea.  A veces no solo hay una sino 2, por lo que el autor indica que si hay dos sapos por tragarse, simplemente hay que tragarse al más feo primero. Es decir que si tienes delante dos tareas importantes, empieza por la mayor, la más dura y la más importante. 

 

Una de las claves para vivir una vida maravillosa, tener una carrera exitosa y sentirse magnífico consigo mismo, es desarrollar el hábito de empezar y terminar trabajos importantes. 

 

Así que hay que desarrollar la rutina de tragarse ese sapo antes de hacer cualquier otra cosa.

 

Para ello es necesario generar hábitos, de focalización y de concentración.  Y las tres cualidades que se requieren son decisión, disciplina y determinación.

 

Te dejo las 3 primeras estrategias que nos brinda el autor, recuerda que si quieres conocer el resto solo debes escuchar el episodio del podcast.

 

1. Pon la mesa

El primer paso es establecer qué es lo que quieres lograr, en qué te vas a enfocar.  Y esto lo debes definir para cada aspecto de tu vida, en lo profesional, en lo personal, en lo financiero.

 

La claridad es el concepto más importante en productividad personal. 

 

Tener claro lo que quieres es fundamental, así como también que es lo que tienes que hacer para lograrlo, entender cuáles son los pasos que debes seguir es lo que te ayudará a dejar de postergar y completar la tarea.

 

Evita postergar por falta de claridad, por ambigüedad, por no estar seguro o segura de que es lo que tienes que hacer ni en que orden.

 

El mejor consejo es que utilices un bolígrafo y un papel y empieces a diseñar tu plan.

 

2. Planifica cada día con antelación

Para evitar la postergación de actividades o de decisiones es necesario planificar cada día, puede ser la noche anterior o los primeros 15 minutos de la jornada.

 

Está demostrado que la planificación aumenta a productividad y el rendimiento, y es en realidad algo sencillo de hacer.

 

¿En qué consiste planificar?.

 

Consiste en armar un listado de todas las tareas que hay que realizar, sean pendientes de días anteriores o sean las que corresponden al día que estás planificando.

 

Cada día que termine revisa ese listado y aquellas tareas que no pudiste terminar pásalas para el siguiente día y adicionalmente agrega todas las tareas correspondientes a ese nuevo día.

 

Así también puedes tener un listado maestro donde anotas todas las tareas que van surgiendo y de las cuales habrá que ocuparse en algún momento futuro.

 

Con ese listado maestro puedes armar tu lista de tareas diarias pero también una semanal, de tal manera que puedas organizar tu semana con anticipación y tengas una vista general de en qué ocuparás tu tiempo y tus esfuerzos.

 

De esta forma te sentirás con un mayor control de tu vida y de tu tiempo.

 

3. Aplica a todo la regla del 80/20

 

La regla del 80/20, también llamada el Principio de Pareto, en honor a su creador, indica que el 20 por ciento de tus actividades valen por el 80 por ciento de tus resultados.

 

Dos ejemplos prácticos para entenderla mejor, según el principio de Pareto el 20 por ciento de tus clientes constituyen el 80 por ciento de tus ventas; o el 20 por ciento de tus productos o servicios explican el 80 por ciento de tus ganancias.

 

Si trasladamos esta regla a la lista de tareas a realizar en un día, podemos decir que dos de esas tareas van a  van a ser más significativas o van a tener un impacto mucho mayor que las 8 restantes en conjunto.

 

Incluso entre esas dos tareas hay una que es la más importante, esa es el sapo que hay que tragarse primero.

 

Y si, seguramente esa tarea sea la más dura o la más compleja, pero así mismo la recompensa por completarla será gratificante.

 

Por ello, tienes que tener cuidado de enfocarte en realizar las tareas del 80% por ciento inferior cuando aún no has completado las del 20% superior.

 

Resiste a la tentación de terminar primero con lo pequeño.

 

Conoce el resto de reglas escuchando el podcast 😉.

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *