fbpx

Los líderes comen al final de Simon Sinek

Publicado por Nadia Benites en

Los líderes que comen al final es un libro del autor Simon Sinek, quien a través de investigación a diferentes empresas de Estados Unidos, logró consolidar los puntos claves de un buen liderazgo.

 

El buen liderazgo es aquel que es humano, aquel que hace que la cultura de una organización esté basada en la cooperación entre sus miembros, donde los empleados se sientan felices en su lugar de trabajo y aporten lo mejor de si para la empresa por voluntad propia, como una forma de retribuir a la seguridad que sienten y que se deriva desde los altos mandos.  Un buen líder es aquel que ve a sus empleados como una extensión de su familia y que antes que sacrificar a los empleados por las cifras, decide sacrificar a las cifras por los empleados.

 

Acá te dejo una reseña del libro, también podrás escuchar el resumen completo en el podcast.

Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

 

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

 

Introducción

El objetivo de Simon con este libro es mostrar como el éxito o el fracaso de una organización no dependen de la perspicacia de la gestión, de su efectividad, sino que más bien se basa en la excelencia de sus líderes.

 

Un gran líder es aquel que se preocupa de verdad por aquellos a quienes tiene el privilegio de dirigir, y entiende que el verdadero valor del privilegio del liderazgo es a expensas del interés propio.

 

Además, un gran líder conoce a sus empleados y es consciente de que son algo más que un recurso contingente o que forman parte de una estadística, o de un número en un reporte,

 

Puntos básicos del liderazgo

Estos son algunas de las claves del liderazgo indicadas por Simon:

 

1.- Para que un líder se gane la confianza de los empleados primero debe confiar en ellos

2.- Un líder debe propiciar un entorno amigable, que inspire a los empleados a dar lo mejor de si.

3.- Un líder tiene la responsabilidad de cuidar de sus empleados como si fueran su propia familia

4.- Un líder debe propiciar un entorno que respalde a los empleados, donde puedan ser autónomos en ciertas decisiones

5.- Un líder debe crear un círculo de seguridad para evitar las amenazas internas.

 

Las organizaciones se enfrentan a amenazas externas que la pueden poner en peligro, como por ejemplo los altibajos de la bolsa de valores, nuevas decretos o políticas emitidas por el gobierno o una nueva tecnología.

 

Sin embargo, también existen las amenazas internas, como una política de despidos, o una política de control excesivo, de jerarquías muy cerradas, o de intimidación, humillación o rechazo entre los propios empleados.

 

Por ello es necesario que el líder se encargue de fomentar una cultura libre de peligros internos.

 

La manera de conseguirlo es haciendo que la gente se sienta parte de un todo, ofreciéndoles una cultura sólida basada en un conjunto claro de valores humanos y creencias.

 

Dándoles la capacidad de tomar decisiones, ofreciéndoles confianza y empatía; creando un Círculo de Seguridad.

 

Al crear ese círculo de seguridad los empleados se sentirán más respaldados por las personas a su alrededor.

 

Cómo surge la cooperación y por qué importa tanto

 

El liderazgo debe enfocarse mucho en brindar un entorno adecuado, donde exista confianza tanto del líder hacia los empleados como viceversa, un ambiente donde se sientan respaldados y todos busquen colaborar con la organización porque se siente parte de ella.

 

El autor nos explica que debido a que somos una especie tremendamente social, es que pudimos sobrevivir y llegar a estos días.  Adicional a nuestro cerebro que nos permite resolver problemas y mantener una comunicación sofisticada, también supimos como tribu adaptarnos a nuestro entorno y trabajar juntos.

 

En las tribus había cooperación y ayuda mutua, en lugar de competencia o individualismo.  Los miembros se conocían entre si y existía confianza, entendían que era beneficio para ellos contribuir a su tribu.

 

Para trasladar esto a las organizaciones podemos decir que la interacción social que surge de pasar las reuniones de equipo, de compartir un almuerzo, o de simples charlas mientras se prepara un café o estamos en el surtidor de agua, es importante para los líderes de la organización.

 

Esto es lo que forja y mantiene la confianza.

 

La razón biológica por la que los homos sapiens utilizaron intuitivamente la colaboración para adaptarse y sobrevivir se explica por 2 sustancias químicas que existen en nuestros cuerpos.  Estas son la serotonina y la oxitocina, que están ahí para incentivarnos a trabajar en equipo y para desarrollar sentimientos de confianza y lealtad.

 

Cabe indicar que también contamos con las endorfinas y la dopamina, pero estas actúan mas a nivel individual, son las que nos permiten perseverar, progresar y hacer cosas.

 

La abstracción y cómo gestionarla

El autor nos habla también sobre la abstracción, que viene dada por la abundancia.

 

La abundancia que poseemos hoy en día para tener casi todo lo que necesitamos o queremos, a veces incluso solo a la distancia de un click, nos ha perjudicado como seres humanos.  La abundancia genera abstracción del valor de las cosas, mientras más tenemos menos valoramos lo que tenemos.

 

En las empresas ya no se ve a los demás como personas, sino como clientes, accionistas, empleados, perfiles online, direcciones de correo.  Las personas terminan siendo desconocidas para quienes las rodean.

 

Y mientras más crece la empresa, más aumenta la distancia entre los líderes y las personas que trabajan para ellos o los que compran sus productos.

 

Cuanto más abstractas se vuelven las personas, más capaces somos de hacerles daño.

 

La abstracción genera una cultura débil, donde el empleado ve a su empleador como una figura de autoridad por excelencia.

 

Esto puede ser peligroso, pues si la cultura no fomenta la confianza entre su líder y su gente puede dar lugar a un sistema en el que haya más probabilidad de que los trabajadores hagan lo que más les convenga a ellos antes de lo que es lo correcto.

 

El problema de usar cifras para representar a las personas es que en determinado momento los números pierden su vínculo con las personas y se vuelven solo números.

 

Para evitar que esto ocurra el autor nos da 5 reglas a aplicar con los empleados:

 

Regla 1. Con los pies en el suelo: cohesione al equipo.

Regla 2. Que sea manejable. Siga el índice de Dunbar: un máximo de 150 personas por equipo.

Regla 3. Haga que los empleados conozcan a las personas a quienes ayudan.

Regla 4. Deles tiempo, no sólo dinero.

Regla 5. Sea paciente para crear confianza dentro del equipo.

 

Lecciones del liderazgo

A continuación algunas lecciones del liderazgo que nos deja el autor.

  1. Como vaya la cultura irá la compañía: son los valores que tenga la organización los que determinarán el rumbo de la compañía, pero no aquellos descritos en un papel, sino los que se viven en realidad desde el líder hasta los miembros de la organización.
  2. Como sea el líder será la cultura: el líder queriéndolo o no es el que inspira a los demás miembros, como sean sus valores y su cooperación, es como será la cultura.
  3. El peso de la integridad: el liderazgo consiste en integridad, honestidad y responsabilidad, que son componentes de la confianza.
  4. La importancia de la amistad: la colaboración surge mejor cuando dejamos de ver a los otros como simples colegas o compañeros de trabajo, por ello es propicio que el líder fomente los espacios necesarios que sirvan para generar vínculos más profundos entre los empleados.
  5. Dirija a personas, no a números: un buen líder es aquel que entiende que los empleados son su familia, cuya prioridad es velar por ellos en primer lugar y que los rendimientos o ganancias del negocio son producto de la cooperación de todos ellos, y que esto viene dado por tener un círculo de seguridad que incluye a todos.

 

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *