fbpx

Encantado de Conocerme de Borja Vilaseca

Publicado por Nadia Benites en

Encantado de conocerme es un libro escrito por Borja Vilaseca, quien desde muy temprana edad descubrió una herramienta de autoconocimiento y que significó un punto de inflexión en su búsqueda hacia el despertar, el Eneagrama.

 

Es por ello que su libro está dirigido a aquellas personas que están iniciando su proceso de autoconocimiento, aquellos que viven en piloto automático sin detenerse a pensar, o más bien, sin detenerse a dejar de pensar tanto y a escucharse un poco más.

 

El autor comparte conceptos importantes como qué es el ego y qué es la esencia, así como los diferentes tipos de personalidad que define el eneagrama, invitándonos a reconocer rasgos que nos caracterizan para empezar a el camino que nos lleve a conectar nuevamente con nuestra esencia.

 

Acá te dejo una reseña del libro, también podrás escuchar el resumen completo en el podcast.

Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

 

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

 

¿Qué es la esencia y el ego?

 

Esencia

 

La esencia o también conocida como «ser» o «yo verdadero», es el lugar donde residen la felicidad, la paz interior y el amor, estas tres son las cualidades de nuestra verdadera naturaleza y que nada tiene que ver con causas externas.

 

Al estar en contacto con nuestra esencia aflorarán también otras cualidades positivas como la confianza, la autenticidad, la sabiduría, entre otras, esto nos lleva a sentirnos completos, llenos y plenos por nosotros mismos.

 

Al estar en contacto con nuestra esencia podemos vivir de manera más consciente y no en piloto automático, somos capaces de elegir nuestros pensamientos, actitudes y comportamientos, aceptamos a los demás tal cual son sin intentarlos cambiar sino aportando lo mejor de nosotros mismos, tenemos la capacidad de relacionarnos mejor con los demás, confiamos en nosotros mismos y sentimos dicha y gratitud por estar vivos, logramos ver el aprendizaje en todo lo que nos sucede y no buscamos cambiar al mundo sino que lo aceptamos.

El ego

 

El ego, este empieza al momento de nuestro nacimiento, pasamos de estar en un estado de conexión con nuestra madre y con todo, a una separación traumática, a sentir la necesidad de protección, de amor y de seguridad, a depender completamente de alguien más para poder vivir.

 

Es a partir de ahí que empieza a formarse nuestro ego, o también llamado personalidad o falso yo.

 

Se forma como un instinto de supervivencia emocional por no poder valernos por nosotros mismos durante varios años, así como también por las creencias que vamos adoptando de nuestro entorno, se nutre también de nuestro lado oscuro, es decir, aquellos miedos, carencias, inseguridades o frustraciones que sentimos.

 

El ego es como una máscara que vamos construyendo sin darnos cuenta. Es desde esa máscara que filtramos la realidad, es una percepción subjetiva que puede limitar nuestra experiencia.

 

El ego no es bueno ni malo, tiene una función, que como vimos empieza en nuestro nacimiento, pero cuando somos adultos nos causa insatisfacción o sufrimiento, el cual nos impulsa a buscar llegar a reconectar con nuestra verdadera esencia.

 

El objetivo de identificar al ego no es que nos libremos de él sino más bien que nos hagamos conscientes de su existencia y logremos integrarlo.

 

Tanto el ego como la esencia conviven juntos, en cada persona existe la luz y la oscuridad, es a lo que denominamos la dualidad del ser humano.   Al hacernos conscientes de nuestra oscuridad es más sencillo poder comprenderla, aceptarla y encaminarnos hacia la luz.

 

El eneagrama es una herramienta de autoconocimiento que nos permite diferenciar entre ego y esencia.

 

¿Qué es el eneagrama?

 

El eneagrama es como un mapa de nuestra personalidad, describe ciertas características de nuestro interior, pero hay que entender que no pretende describirnos exactamente, pues eso sería imposible, sin embargo, si podemos sentirnos identificados con varios de los rasgos que llega a describir.

 

El eneagrama intenta respondernos la pregunta de: ¿por qué somos como somos?.

 

El autor hace una aclaración muy importante, y es que el eneagrama nos puede servir como un mapa para conocernos, sin embargo una vez que llegamos a hacerlo no vamos a necesitar más este mapa, pone el ejemplo de cuando llegamos a una ciudad nueva y los primeros meses usamos un mapa para poder ubicarnos, con el tiempo vamos a conocer tan bien la ciudad que ya no necesitaremos más de ese mapa.

 

De la misma forma hay que ver al eneagrama.

 

El eneagrama describe 9 tipos de personalidad, denominados eneatipos, cada tipo de personalidad posee su propio modelo mental,  este es el que marca una tendencia de pensamiento y de comportamiento en cada persona.

 

El eneagrama consiste de un círculo, que simboliza la idea de que todo lo creado forma parte de una misma realidad, adentro contiene 2 cosas: un triángulo equilátero central y una hexada, que es una figura abierta de seis lados.  Entonces con esos 6 lados más los 3 del triángulo se completan los 9 números del eneagrama.

herramienta de autoconocimiento el eneagrama

Cada uno de nosotros nace con un eneatipo determinado, cada eneatipo está identificado por una cualidad o virtud que determina nuestra verdadera esencia y a su vez por un defecto que determina nuestro ego.

 

Las 9 virtudes son: la serenidad, humildad, autenticidad, ecuanimidad, desapego, coraje, sobriedad, inocencia y acción consciente.

 

Los 9 defectos son: la ira, orgullo, vanidad, envidia, avaricia, cobardía, gula, lujuria y pereza.

 

Descentramiento y centramiento

 

Para poder reconocer tu eneatipo va a ser necesario también que identifiques a que otro eneatipo te descentras.

 

¿Qué quiere decir descentrarse?.

 

Bueno, nuestra personalidad si bien está bastante definida por nuestro eneatipo principal también viene determinada por dos eneatipos más, aquel al que nos descentramos y aquel al que nos centramos.

 

Nos descentramos a otro eneatipo cuando por estar en situaciones de estrés, desequilibrio, sufrimiento o malestar prolongado adoptamos los patrones egocéntricos de otro eneatipo.

 

Este es un proceso inconsciente y a su vez un mecanismo de defensa encaminado a desahogar toda la presión y malestar acumulados.

 

Para poder salir de esa situación es necesario que nos centremos o que integremos las actitudes o virtudes de otro eneatipo, a esto se denomina centramiento.

 

Este proceso es en cambio consciente y voluntario y surge cuando nos conocemos y cuando nos comprometemos con nuestro desarrollo personal y logramos entender que es lo que necesitamos para ser verdaderamente felices.

 

Las triadas del Eneagrama

 

El eneagrama divide a los nueve eneatipos en tres triadas: sentimiento, pensamiento e instinto, estas representan los tres centros vitales que todos albergamos en nuestro interior: el emocional, el intelectual y el visceral.

 

La tríada indica también el lugar de nuestro cuerpo: corazón, cabeza o vientre, desde donde surge la primera reacción automática de nuestro ego.

 

Triada del sentimiento

 

Las personas que forman parte de la tríada del sentimiento están excesivamente interesados en su imagen, en lo que los demás piensen de ellos.

 

Su principal conflicto es la falta de autoestima.

 

Sienten necesidad de amor, de valoración, de reconocimiento y de aceptación por parte de la gente que forma parte de su entorno.

 

Eneatipos que entran en esta tríada: el 2, 3 y 4.

 

Triada del pensamiento

 

Las personas que forman parte de la tríada del pensamiento están obsesionadas con sentirse seguras y protegidas.

 

Su principal conflicto es la falta de confianza.

 

Temen expresar sentimientos, tomar decisiones y conectar con el sufrimiento.

 

Eneatipos que entran en esta tríada: el 5, 6 y 7.

 

Triada del instinto

 

Las personas que forman parte de la tríada del instinto están muy interesadas en no tener que dar explicaciones a nadie a la hora de seguir su propio camino en la vida.

 

Su principal conflicto es la falta de serenidad.

 

Al relacionarse con los demás quieren tener el control, pasar desapercibidos o ser perfectos.

 

Eneatipos que entran en esta tríada: el 8, 9 y 1.

 

Si te interesa escuchar una descripción de cada uno de los eneatipos no dejes de escuchar el podcast, donde resumo brevemente las características de cada uno.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *