fbpx

El código de las mentes extraordinarias de Vishen Lakhiani

Publicado por Nadia Benites en

Vishen Lakhiani es el autor de este libro, en el cual nos invita a replantearnos la forma en que vivimos, cuestionar las reglas sin sentido que seguimos, para quedarnos con las que nos sirvan pero a su vez crear nuestras propias reglas.

 

Divide su libro en 4 secciones, en la primera hace una análisis del mundo en el que vivimos, con sus creencias y patrones.  En la segunda que denomina como el despertar, nos invita a cuestionar las reglas sin sentido que nos ha impuesto la sociedad, en la tercera sección busca transformar nuestro mundo interior, hackeando conceptos, de tal manera que podamos definir nosotros mismos que es felicidad y cómo llegar a tener una vida plena.  En la última sección nos explica el proceso correcto para plantearnos metas y como descubrir nuestra misión.

 

Acá te voy a dejar algunos puntos importantes del libro, también podrás escucharlo completo en el podcast.

Suscríbete en Apple | Spotify | Google Podcast

 

Si te interesa comprar este libro te dejo el link donde podrás encontrarlo tanto en formato físico como digital:

Trasciende el espacio cultural

 

Todos vivimos inmersos en un mar de convicciones, ideas y costumbres, las cuales nos vienen dadas desde nuestro nacimiento, y son determinadas por la cultura en la que crecemos y por la religión con la que nos crían.

 

Si naciste en Paraguay seguramente tus costumbres o creencias son muy distintas a una persona que nació en Japón, o quizás sin irnos tan lejos, son distintas a una persona que nació en México.

 

De todas estas costumbres, ideas o creencias seguramente algunas nos traen alegría y regocijo, pero muchas otras son innecesarias y limitadoras o incluso empobrecedoras.

 

Algunos ejemplos de las reglas de tu espacio cultural:

 

  • sacar buenas notas para poder conseguir un buen trabajo,
  • trabajar en una buena compañía para lograr el éxito,
  • ahorrar para una buena jubilación.

 

Como Vishen tenía ascendencia India, sus padres lo educaron bajo la religón Hindú, por ende no podía comer carne de res, y esta fue justamente la primera regla sin sentido, para él obviamente, que decidió cuestionar.

 

Origen de las reglas

 

Pero, ¿de dónde nacen todas estas reglas?.

 

Bueno, esto se remonta a nuestros ancestros, a los homo sapiens quienes fueron capaces de comunicar información compleja e importante y así lograron su supervivencia, es decir, crearon el lenguaje.

 

Este les permitía grupos de personas y compartir noticias sobre peligros y oportunidades, crear y enseñar formas de hacer y hábitos.  El lenguaje permitió a la especie humana preservar conocimientos, transmitiéndolos de persona a persona, de padre a hijo, de generación en generación.

 

Estas directrices en la vida, desarrolladas y transmitidas a través del lenguaje, evolucionaron más tarde para dar lugar a reglas que gobernarían las culturas.

 

Y el problema surge cuando convertimos esas reglas en decretos sobre cómo debe ser nuestra vida y etiquetamos a la gente o los actos como buenos o malos si no siguen las reglas

 

Verdad Absoluta y Verdad Relativa

 

Existe el mundo de la verdad absoluta y el mundo de la verdad relativa.

 

La verdad absoluta es algo en lo que todos estamos de acuerdo, como por ejemplo que el agua moja, que el fuego quema o que las piedras son duras.

 

El mundo de la verdad relativa es el mundo mental de las ideas, los constructos, los conceptos, los modelos, los mitos, los patrones y las reglas que se han desarrollado y transmitido de generación en generación.

 

Se consideran como verdades relativas porque no son verdad para todos los seres humanos, sino solo para una cultura o una tribu en particular.  Por ejemplo las ideas sobre la educación, el amor, el matrimonio, la profesión.  A este mundo el autor lo denomina como espacio cultural.

 

El mundo de las verdades absolutas se basa en los hechos. El mundo del espacio cultural se basa en la opinión y la convención. De modo que, aunque se piense que existe solo en nuestra cabeza, es muy real.

 

El problema radica en que a veces tomamos estas verdades relativas como absolutas, por el simple hecho de vivir sin pensar, de actuar sin pensar, y lo peligroso es que muchas de esas reglas ya son caducas, y nos llevan a la infelicidad.

 

Así que si bien el cambio empieza por cuestionar las reglas aceptadas del espacio cultural, el primer paso es identificar cuáles son las reglas restrictivas que te están reteniendo o bloqueando.

 

Cuestiona las reglas sin sentido

 

Es importante entender cómo hemos adoptado las reglas sin sentido.

 

Cinco maneras de adoptar reglas sin sentido

 

  1. Adoctrinamiento en la infancia

De niños debido a nuestro cerebro maleable somos más receptivos a adoptar cualquier regla que nuestra cultura decrete, por lo tanto absorbemos aquellas que nos transmiten y actuamos en el mundo basándonos en esas convicciones.  Y podemos vivir con ellas hasta el día de nuestra muerte.

 

  1. Figuras de autoridad

A través de aquellos hombre y mujeres de nuestro entorno que contemplamos como figuras de autoridad, generalmente personas de las que, de algún modo, dependemos.  Entre esas personas se encuentran nuestros padres, familiares, cuidadores, profesores, amigos y sacerdotes.

 

  1. La necesidad de pertenencia

Tenemos tendencia a adoptar reglas sin sentido porque deseamos encajar.

Nuestros antepasados formaron tribus porque era más seguro que seguir solos, por lo tanto la supervivencia dependía de ser aceptado dentro de la tribu.

En la actualidad puede que estés de acuerdo en ciertos puntos de vista que tiene un grupo, sea religioso, político, sea un club o un equipo, entonces será más probable que empieces a aceptar otras ideas del grupo, aunque contradigan los hechos y la ciencia.

Así que puedes asumir las creencias de tu tribu, pero no tienes que adoptar todas sus ideas, especialmente si van en contra de la ciencia, no son de ayuda o no son verdad.

 

  1. Prueba social

Cuando adoptamos reglas porque alguien dice “todo el mundo lo hace”.  Es como si tratáramos de ahorrarnos el esfuerzo de valorar nosotros mismos la verdad.

 

  1. Nuestras inseguridades internas

¿Alguna vez, a partir de algo que han hecho otros, has creado significados en tu cabeza en relación con su actitud o los sentimientos hacia ti? Esa es la máquina creadora de significados en acción.

Un ejemplo puede ser en el plano amoroso, si de repente luego de una cita la otra persona simplemente desaparece, entonces tu mente empieza a cuestionar aquello que cree hiciste mal, y por ende a echarte la culpa de que la otra persona dejara de llamar.

La máquina creadora de significados que tenemos en la cabeza está fabricando constantemente significados en torno a los acontecimientos de la vida, especialmente cuando estos tienen que ver con personas de las que esperamos amor o atención.

 

4 reglas sin sentido que merece la pena desafiar

  1. La regla sin sentido de la universidad. Debemos tener un título universitario que nos garantice el éxito.
  2. La regla sin sentido de la lealtad a nuestra cultura. Debemos casarnos en función de nuestra religión u origen étnico.
  3. La regla sin sentido de la religión. Debemos seguir una sola religión.
  4. La regla sin sentido del trabajo duro. Debemos trabajar duro para
    tener éxito.

 

Ejercicio para desafiar las reglas sin sentido

 

El autor nos presenta un ejercicio para poder desafiar las reglas y consiste en hacerte 5 preguntas.

 

Ejercicio: El test de las reglas sin sentido

Escoge una regla sin sentido que quieras cuestionar y hazte las siguientes preguntas:

 

Pregunta 1: ¿Se basa en la verdad y en la fe en la humanidad?

Se basa la regla en cuestión en la idea de que los seres humanos son fundamentalmente buenos o fundamentalmente malos.

Por ejemplo, hoy en día existe en el mundo un gran sentido de culpa y vergüenza en relación con el sexo y hay muchas reglas sobre este tema.  Existe la idea de que la libertad sexual convierte a la persona en una pervertida, por ende se basa en la idea de que la humanidad es esencialmente mala.

 

Pregunta 2: ¿Viola la regla de oro?

La regla de oro dice que trates a los demás como te gustaría que los demás te trataran a ti.

 

Pregunta 3: ¿La tomé de la cultura o la religión?

Pregúntate si es una regla o una creencia en la que la mayoría de los seres humanos no creen al nacer.  Y si te molesta, simplemente no tienes por qué seguirla.

 

Pregunta 4: ¿Se basa en una elección racional o la adquirí por contagio?

Quizás sigues esa regla por condicionamiento social, entonces pregúntate si esa regla está beneficiándote en tu vida o simplemente no has pensado nunca en hacer las cosas de manera diferente.  Pregúntate si estas reglas te sirven realmente para algo y si deseas transmitirlas a tus hijos.

 

Pregunta 5: ¿Contribuye a mi felicidad?

Punto importante, a veces se siguen creencias que no te hacen feliz, pero parecen reflejar una forma de vida aceptada e ineludible.  Como por ejemplo seguir determinada profesión.

 

La Ingeniería de la Conciencia

 

Hoy en día cada cierto tiempo actualizamos el sistema operativo no solo de nuestra computadora sino también de celulares y tablets, los cuales incluyen mejoras en procesos o simplemente eficiencias.

De la misma forma hay que actualizarnos nosotros mismos, la ingeniería de la conciencia es como un sistema operativo para la mente humana. Y se reduce a dos puntos:

 

1. Tus modelos de realidad – tu hardware

 

Tus modelos de realidad son tus creencias sobre el mundo.

 

Algunas de ellas son enfermizas, empobrecedoras, que nos frenan en nuestro desarrollo personal. Lo importante es darse cuenta de que, independientemente de cuáles sean esas creencias, se han hecho realidad porque actuamos y pensamos de acuerdo con ellas.

 

Como hemos visto en libros anteriores, aquello en lo que creo es lo que se materializa, si cambio la creencia entonces mi realidad va a ser diferente.

 

Entonces si una vieja creencia ya no te sirve, tienes todo el derecho del mundo a deshacerte de ella.

 

Cambia tus modelos aceptados de realidad y se producirán en tu mundo cambios muy llamativos. No tienes que seguir creyendo y viendo el mundo a través del cristal instalado en tu interior cuando eras joven.

 

2. Tus sistemas de vivir – tu software

 

Tus hábitos, o sistemas de vivir, son el modo en el que aplicas tus modelos de realidad.

 

Son tus actividades y hábitos diarios, por ejemplo, cómo comes (sobre la base de tus ideas acerca de la nutrición), cómo trabajas (en función del tipo de trabajo y de carrera profesional que consideras aceptables) y cómo es tu relación con el dinero (sobre la base de tus ideas en torno a la facilidad de ganar dinero o la culpabilidad o el orgullo por tener mucho).

 

El truco está en identificar qué sistemas estás ejecutando y en hacer suficientes auto-verificaciones para identificar rápidamente aquello que requiere una actualización.

 

Una vez que hayas comprendido el enfoque de la ingeniería de la conciencia, podrás contemplarte a ti mismo como un sistema operativo perfectamente ajustado para instalar nuevo hardware – modelos de realidad- o nuevas aplicaciones – sistemas de vivir – cuando sea necesario. No desarrollas apego por los que tienes, porque sabes que siempre se están descubriendo otros nuevos y mejores.

 

El ejercicio de Las doce áreas de equilibrio

 

El autor nos propone un ejercicio para identificar las áreas clave de la vida en las que podemos aplicar la ingeniería de la conciencia.

 

El ejercicio consiste en que le asignes una calificación a cada área que te voy a presentar a continuación, en una escala del 1 al 10, siendo 1 muy débil y 10 extraordinario:

 

1 Relaciones amorosas. Es la puntuación que das a tu felicidad en el estado actual de tu relación, ya seas soltero, estés enamorado, tengas una relación o te guste alguien.

 

2 Amistades. Es la valoración de la fortaleza de la red de apoyo que te respalda. ¿cuentas con al menos cinco personas que te apoyan y que te gusta tener cerca?.

 

3 Aventuras. ¿Cuánto tiempo tienes para viajar, vivir experiencias nuevas y hacer cosas que te abran a nuevas emociones?.

 

4 Entorno. Se trata de la calidad de tu hogar, tu coche, tu trabajo y, en general, de los espacios donde transcurre tu tiempo, incluso cuando viajas.

 

5 Salud y tu forma física. ¿Cómo puntuarías tu salud, dada tu edad, y tu estado de forma física?

 

6 Vida intelectual. ¿Cuánto y a qué velocidad estás aprendiendo y creciendo intelectualmente? ¿cuántos libros lees? ¿a cuántos seminarios o cursos acudes al año? La educación no debería detenerse al acabar los estudios reglados.

 

7 Habilidades. ¿A qué ritmo estás mejorando las habilidades que posees, que te hacen único y que te ayudan a construir una trayectoria de éxito? ¿estás creciendo hacia la categoría de maestro o estás estancado?

 

8 Vida espiritual. ¿Cuánto tiempo destinas a ejercicios espirituales, de meditación o contemplación, que promueven la sensación de paz, conexión y equilibrio?

 

9 Profesión. ¿Estás creciendo, ascendiendo y destacando?¿o sientes que vives atrapado en la rutina? Si tienes un negocio, ¿está prosperando o está estancado?.

 

10 Vida creativa. ¿Pintas, escribes, tocas algún instrumento musical o participas en alguna otra actividad que te ayuda a canalizar tu creatividad? ¿o eres más consumidor que creador?

 

11 Vida familiar. ¿Te gusta llegar a casa y reunirte con tu familia después de un duro día de trabajo? Si no estás casado ni eres padre o madre, considera a tus padres o hermanos.

 

12. Vida en la comunidad. ¿Contribuyes, aportas algo o desempeñas algún papel en la comunidad en la que vives?

 

¿Has identificado ya áreas en las que te gustaría mejorar? Bueno, ahora cuentas con una clara línea de salida desde la que empezar tu viaje hacia lo extraordinario.

 

Redefine tus modelos de realidad

 

Los modelos de realidad que se mencionaron anteriormente pueden ser tanto internos como externos.

 

Internos  

 

Los internos son aquellas creencias sobre nosotros mismos y nuestra vida, por lo cual para poder actualizarlos el autor nos presenta dos ejercicios para realizar diariamente.

 

1. Ejercicio de gratitud

Pensar en tres a cinco cosas del día por las que te sientas agradecido.  Puede ser por algo sencillo como un día soleado o algo más grande como haber cerrado un negocio importante.

 

2. Ejercicio “Qué me gusta de mí”

 

Pensar en tres a cinco cosas que te gustan de ti. Puede ser una cualidad o una acción del día por la que te sientas orgulloso.  Todos los días, durante apenas unos minutos, toma conciencia de lo genial que eres.

 

Externos

 

Para cambiar los modelos de realidad externos examina tus doce áreas de equilibrio, define que modelo tienes para cada área, escribe todas las creencias que tengas en relación a ellas.

 

A continuación una o dos preguntas de cada área para que tengas ideas:

 

Relaciones amorosas. ¿Cómo definirías el amor? ¿Qué esperas de una relación amorosa, tanto al dar como al recibir?

Amistades.  ¿Crees que tus amigos obtienen más de ti que lo que dan? ¿Crees que hacer amigos es fácil o difícil?

Aventuras.¿Cuál es tu idea de una aventura?¿Tiene que ver con vistas urbanas o rurales y sonidos?

Entorno. ¿Dónde te sientes más feliz? ¿ ¿Cómo definirías el término hogar?

Salud y forma física. ¿Cómo definirías el concepto de salud física? ¿Cómo definirías una alimentación saludable?

Vida intelectual.  ¿Crees que tienes la inteligencia adecuada para lograr tus metas?

Habilidades. ¿En qué consideras que eres «bueno»?¿Y en qué no tanto?

Vida espiritual. ¿En qué tipo de valores espirituales crees?

Profesión. ¿Cuánto disfrutas con tu profesión?

Vida creativa. ¿Crees que eres creativo? ¿Hay alguna persona creativa que admires?

Vida familiar. ¿Cuál crees que es tu principal papel como pareja?  ¿Es satisfactoria tu vida familiar?

Vida en la comunidad. ¿Crees que eres capaz de contribuir? ¿Te parece que contribuyes?

 

Dos herramientas para redefinir tus modelos de realidad

 

Estas técnicas son instantáneas y se aplican para deshacerte de modelos negativos de realidad. Consiste en hacerte las siguientes preguntas:

 

Pregunta 1: ¿es mi modelo de realidad una verdad absoluta o relativa?

Si tienes un modelo no validado científicamente, O si ese modelo es una verdad relativa para la mayor parte de la humanidad siéntete libre para cambiarlo.

 

Pregunta 2: ¿significa esto realmente lo que creo que significa?

Consiste en desactivar la máquina mental creadora de significados.  Ante una situación que dispare a la máquina hay que repreguntarse ¿Es esto realmente cierto? ¿Estoy seguro al cien por cien de que esto es lo que realmente está pasando?.

 

Al hacer esto de forma constante, con el tiempo dejarás de añadir significado a los acontecimiento y por ende a crear nuevo modelos de realidad no favorecedores.

 

Actualiza tus sistemas de vida

 

Ahora pasamos a hablar sobre el software, es decir tus sistemas de vida y como actualizarlos.

 

Si recordamos los sistemas operativos de Windows de hace unos 20 años atrás seguro vienen a nuestra mente Windows 95 o Windows 98, pasando por Windows XP, Windows Vista, Windows  8 hasta Windows 10, por lo que vemos que el software se actualiza constantemente, no utilizamos uno de hace 20 años, ni hace 10 años, incluso ni de hace 3 años, porque siempre se surgen incluso actualizaciones a las versiones más actuales.

 

Entonces, debemos pensar en nuestros sistemas de vida de la misma forma, se deben actualizar regularmente.

 

Por ejemplo en la parte de salud vemos como hoy en día hay una parte de la población que intenta dejar a un lado los alimentos procesados y se inclinan más por lo natural, esto debido a estudios realizados que indican lo dañino que son para nuestro cuerpo, así también vemos diferentes tipos de alimentación, pues bien, todo esta amplia variedad de información debe ser procesada por ti para realizar tus actualizaciones respectivas.

 

A continuación te presento el método de pasos que utiliza el autor para actualizar sus sistemas:

 

1. El proceso de descubrimiento

 

Este se da a partir de nueva información que te llega, sea por medio de un libro, una conferencia, un curso, o navegando por internet.

 

Sin embargo, el autor indica que cada uno debe darse el tiempo de buscar nuevos métodos, a veces nos dejamos llevar por el hacer, hacer, hacer y no nos detenemos a revisar.  Hay que darse el tiempo para pensar en cómo lo estamos haciendo y en por qué lo estamos haciendo, solo así trataremos de descubrir nuevas formas de hacer.

 

2. tu tasa de actualización

Esto se refiere a la frecuencia con la que actualizas tus sistemas. Hubo una época en la que Windows lo hacía cada año a año y medio, hoy sin embargo vemos como las actualizaciones, sea de apps del teléfono o de la computadora llegan mucho más regularmente.  Debemos establecer cierta frecuencia para actualizar nuestros sistemas de vida.   Asigna una frecuencia para cada una de las 12 áreas de la vida.

 

3. Valores de referencia y medición.

Para saber si un sistema es eficaz hay que medirlo o evaluarlo.  Para ello debes primero establecer valores de referencia, es decir, cuál es el nivel de rendimiento mínimo que debería tener tu sistema, por debajo del cual no te permites bajar.

 

El autor por ejemplo indica que uno de sus valores de referencia en cuanto a salud son los centímetros de su cintura, si sobrepasa ese número significa que tiene que hacer ajustes en su sistema.

 

Otro ejemplo para el área de amistades puede ser hacer al menos dos salidas al mes con un grupo de amigos.

 

Como ven los valores de referencia no son en absoluto nada complejos, responden a nuestras propias reglas, intereses particulares e ideas de como mantener una vida equilibrada y feliz.

 

Cabe aclarar que los valores de referencia no son iguales que un objetivo, pues los valores de referencia son ese punto mínimo del cual no te permites bajar, mientras que un objetivo te impulsa a avanzar, a superar.

 

Es por ello que tus valores de referencia también pueden cambiar en el tiempo, puedes revisarlos cada vez que decidas actualizar tu sistema.

 

Ahora piensa en las doce áreas de la vida e identifica aquellas en las que quieres crear valores de referencia y determina esos valores de referencia, algunos ejemplos más: el valor de referencia para mi cuenta bancaria es X , el valor de referencia para mi vida intelectual es leer X libros al mes, mientras más concreto más fácil será poder evaluarlo y mantenerlo.

 

 Doblega la realidad

 

Esta parte es la de la reprogramación y se enfoca en transformar tu mundo interior para poder vivir mejor el presente y también para tener una visión de futuro que te impulse hacia adelante.

 

Y esto se realiza cuestionando y redefiniendo dos de los pilares más importantes de nuestra definición de éxito, a saber: felicidad y metas alcanzadas.

 

Los ejercicios que el autor nos comparte en este punto son producto de su experiencia propia.

 

En el 2008 estuvo al borde de la quiebra de su empresa actual, Mindvalley.  Si bien empezó él solo con una web que vendía productos de meditación con el tiempo llegó a tener 18 empleados y ventas por 1/4 de millón de dólares por mes pero con pérdidas de 15000 dólares.

 

Se dio cuenta que estaba sumergido en la rutina, que los sentimientos constantes que tenía eran miedo y ansiedad, luchando por llegar a cierto nivel de ingresos que le permita parar las pérdidas y evitar así despedir empleados.

 

Se detuvo a pensar que lo que estaba mal era algo interno, por lo que se volcó al crecimiento personal.

 

Entre las ideas más interesantes que él compartía y entendía a un nivel intelectual era la de que nuestras creencias modelan nuestro mundo, pero le era difícil ponerlo en práctica, hasta que llegó su momento de iluminación.

 

Entendió que estaba posponiendo su felicidad para más adelante, para cuando cumpla X meta, para cuado pase esto o aquello, en lugar de ser feliz en el presente, por lo que decidió hacer un cambio de mentalidad, siguió teniendo metas pero esta vez no ató su felicidad al cumplimiento de esas metas.

 

Lo que le ocurrió fue sorprendente, su empresa se recuperó e incluso alcanzaban sus objetivos de ventas mucho más rápido de lo que tenían en mente.

 

El ser feliz aquí en el ahora y el tener una visión de futuro el autor lo denomina como realidad doblegada.

 

1. Sé feliz en el aquí y ahora

Nos es difícil ser felices en el ahora por dos razones:

  • Porque situamos la felicidad fuera de nuestras posibilidades, es decir, la depositamos en una casa, en una persona, en un bebé, o sea en algo o en alguien externo.
  • Entras en la ansiedad de querer lograr X cosa para poder ser feliz y ese estado te lleva justamente a no ser feliz, a rendir menos y muy probablemente a que no te vaya bien.

 

2. Desarrolla una visión emocionante para tu futuro

Tener una visión del futuro implica tener una meta, algo que nos motive a ir hacia adelante, sin embargo hay 3 errores que cometemos hoy en día respecto a cuál es esa meta:

  1. Confundimos las reglas sin sentido con metas.
  2. Solo visualizamos aquello que conocemos. Justamente solo visualizamos las reglas sin sentido porque las conocemos, pero no nos ponemos a visualizar nada más allá.
  3. Se nos da mal predecir lo que podemos hacer en un determinado marco temporal. Hay tendencia a querer abarcar mucho más de lo que podemos hacer en el corto plazo y a su vez a no esperar mucho de nosotros en el largo plazo.

 

Sistemas para ser feliz en el aquí y ahora

 

El autor nos comparte su sistema para poder ser feliz aquí y ahora, al seguir este sistema nos promete que veremos mejoras en nuestra calidad de vida en el día a día.  El sistema se compone de técnicas de meditación trascendental, técnicas de pensamiento consciente que hay que interiorizar.

 

Este fue el sistema que utilizó en el 2008 cuando estuvo al borde de la quiebra.

 

Sistema 1: el poder de la gratitud

Hay beneficios científicamente comprobados sobre la gratitud, como mas energía, mayor actitud, menos depresión, menos ansiedad, entre otros.

 

Debo decir que yo misma decidí implementarlo en noviembre pasado y hoy forma parte de mi rutina, es un ejercicio muy poderoso porque me ayuda a ver todo lo bueno que tengo hoy sin que me afecte demasiado aquello que no he conseguido aún, más bien me da esperanza renovada de poder alcanzarlo.

 

El autor indica que la ansiedad viene por pensar todo el tiempo en el futuro, pensando que cuando lleguemos allá es que seremos felices, pero nos propone el ejercicio contrario, o como lo denomina él, la breva inversa, es decir, en lugar de juzgarnos por aquello que no tenemos o no conseguimos, simplemente darnos la vuelta y mirar todo el camino ya recorrido, todo lo que si hemos logrado, implica valorar hacia atrás todo desde el punto de partida.

 

Por lo tanto cada día haz el ejercicio de gratitud, si puedes dos veces en el día, al despertar y al acostarte, piensa en 5 cosas por las que te sientes agradecido en tu vida personal y 5 de tu vida profesional.

 

Sistema 2: el perdón

En uno de los programas que Vishen tomó para mejorar sus habilidades referentes al a pensamiento y creatividad, para experimentar estados profundos de meditación, para calmar el estrés y la ansiedad, le explicaron que para ello debía aumentar las ondas alfas mientras meditaba.

 

Lo que nadie le dijo es que mientras mantuviera rencor y odio esto no iba a ocurrir y que por ende uno de los focos durante el programa era trabajar en el perdón.

 

Perdonar es poderoso porque te libera, te aligera una carga pesada que a veces no eres consciente de que llevas.

 

Ejercicio para perdonar

Primero debes escoger a alguien que te haya hecho daño o te haya hecho vivir situaciones en las que saliste herido.

 

Paso 1: Céntrate en la escena

Con los ojos cerrados recuerda la escena, ubícate a ti mismo nuevamente ahí.

Paso 2: Siente la ira y el dolor

Revive la ira y el dolor. Siente cómo te quema. Pero solo durante pocos minutos.

Paso 3: Perdona en el amor

Mira a esa persona frente a ti, pero ahora siente compasión por él o ella. Pregúntate: ¿Qué he aprendido de esto? ¿Cómo ha hecho esta situación que mi vida sea mejor?

Imagina cómo hubiera sido tu vida si esa situación no hubiera ocurrido, a qué personas te hubieras perdido de conocer, o que otros momentos te hubieras perdido de vivir.  Quizás tus hijos, quizás tu nuevo negocio, quizás un nuevo empleo.

Piensa en las lecciones que has podido extraer de esa situación, por muy dolorosa que fuera. ¿De qué modo te han ayudado a crecer estas lecciones?

A continuación, céntrate en la persona que te ha hecho daño. ¿Qué dolor o angustia ha debido sufrir en la vida para llevarle a hacer lo que hizo?

Puedes tomar el tiempo que desees.  Incluso puede que en la primera sesión se aligere tan solo un poco ese rencor, y sea necesario que repitas el ejercicio varias veces más hasta que logres perdonar por completo.

 

Sistema 3: el ejercicio de dar

 

Dar es la continuación natural de la gratitud. Dar está ligado a una mayor sensación de significado en la vida, y este a su vez está ligado a hacer cosas buenas para otras personas.

 

Dar produce felicidad tanto en el que da como en el que recibe, es un ganar-ganar.

 

Es un poderoso sistema para aportar felicidad a la vida.

 

Ejercicio: Maneras de dar

Paso 1.

Realiza un a lista de todas las cosas que te gustaría dar a los demás

Puede ser tiempo, amor, comprensión, compasión, habilidades, ideas, sabiduría, energía, ayuda física.

 

Paso 2.

Investiga y sé concreto

¿Qué habilidades? ¿Qué tipo de conocimientos? ¿Qué tipo de ayuda física?

 

Paso 3.

Piensa dónde podrías ayudar.

¿En el seno de tu familia directa o a otros parientes? ¿En el trabajo? ¿En tu vecindario? ¿En tu ciudad? ¿En la tienda? ¿En una comunidad espiritual?

 

Paso 4.

Sigue tu intuición

Revisa tus listas y marca los aspectos en los que sientes un arranque de emoción.

 

Paso 5.

Pasa a la acción

Saca la antena, observa las coincidencias que suponen oportunidades y explora las posibilidades.

 

Desarrolla una visión para tu futuro

 

Ahora veamos la segunda parte de la reprogramación, ya hablamos del presente ahora toca el futuro, y para ello se dijo que es necesario tener una visión o meta.

 

Vishen también considera como una regla sin sentido la forma en como hemos sido educados en torno a las metas, indica que somos educados para fijarnos metas intermedias, que son un medio y no un fin, y que siempre están alineadas con las reglas sin sentido de la sociedad.

 

Por eso nos propone establecer metas finales, esas que el corazón decide seguir, que nos emocionan y nos inspiran.  Las metas finales aportan felicidad por si mismas y no se alcanzan por una recompensa material.

 

Como dijo el autor Joe Vitale: «Una buena meta debe asustarte un poco y emocionarte mucho»

 

Cuando tu mente tiene una visión clara, sucede algo interesante. Tanto si la meta es una meta intermedia como si es una meta final, tu mente encontrará la manera de llevarte hasta ahí.

 

Cómo identificar metas intermedias
  1. Las metas intermedias suelen encerrar un «de manera que». Son etapas hacia otra cosa. Forman parte de una secuencia.
  2. Las metas intermedias tienen que ver a menudo con seguir reglas sin sentido.

 

Cómo identificar metas finales
  1. Las metas finales tienen que ver con seguir lo que te dicta el corazón. El tiempo vuela cuando las persigues. Tal vez tengas que trabajar duro hacia estas metas, pero sentirás que merece la pena.
  2. Las metas finales son a menudo sensaciones. Ser feliz, estar enamorado, sentir amor en la vida o sentirse contento son metas finales muy buenas.

 

Ejercicio para definir metas finales

 

El ejercicio de las tres preguntas más importantes puede ayudarte a ir directo a las metas finales que realmente te importan en la vida:

 

Pregunta 1: ¿Qué experiencias quieres tener?

Para responder piensa en lo siguiente: ¿Si el tiempo y el dinero no fueran un obstáculo y no tuviera que obtener el permiso de nadie, ¿qué tipo de experiencias buscaría mi alma?

 

Para poner esto de forma más concreta elige las 4 primeras áreas de la vida y empieza a imaginar.  Que experiencias buscarías en el área de amistades, o en el área de entorno, o de aventuras o de relaciones amorosas.

 

Pregunta 2: ¿Cómo quieres crecer?

Para tener las experiencias anteriores, ¿cómo tengo que crecer? ¿Hacia qué clase de hombre o mujer tengo que evolucionar?

 

Responde a esta pregunta para las 4 siguientes áreas de la vida, por ejemplo habilidades.Piensa ¿Qué habilidades te ayudarían a prosperar en tu trabajo? Si quisieras cambiar profesionalmente de trayectoria ¿qué habilidades deberías adquirir para hacerlo? ¿Qué habilidades te gustaría aprender simplemente por diversión?

 

Haz lo mismo para salud y forma física, vida intelectual y vida espiritual.

 

Pregunta 3: ¿Cómo deseas contribuir?

Si tengo las experiencias anteriores y he crecido de esta forma tan notable, entonces ¿cómo puedo devolver al mundo todo lo que he recibido?

 

Ahora imagina lo que puedes dar en las siguientes 4 áreas de la vida, es decir, profesión, vida creativa, vida familiar y vida en la comunidad.

 

Por ejemplo para el área de profesión. ¿Cuáles son tus visiones para tu profesión?¿Qué te gustaría aportar en tu campo?

 

Consejos para plantearte tus metas finales 

Comienza por hacerlo sencillo

Hazlo en un papel y Para cada categoría, cronometra alrededor de tres minutos.

 

No lo pienses demasiado.

Confía en tu intuición para responder a estas preguntas.

 

Recuerda la diferencia entre meta intermedia y meta final.

La forma más rápida es centrarse en las sensaciones. ¿Qué sensaciones despierta una meta?

 

Y como parte final ten en cuenta que una buena meta final es algo sobre lo que tienes absoluto control. Ningún objeto o persona puede arrebatártela.

 

Evita fijarte metas que dependan de otras personas o situaciones.

 

Por ejemplo, puede ser normal que pensemos en la siguiente meta: «tener una relación cercana y de amor con mis hijos», pero qué pasa si los hijos se mudan lejos o simplemente no requieren de tanta cercanía, entonces no podríamos cumplir dicha meta, por lo que una mejor meta final sería «ser el mejor padre o la mejor madre que puedo ser»,  la cual si está bajo nuestro completo control.

 

Les dejo 3 metas finales del autor donde van a poder ver claramente lo que significa que estén bajo nuestro control:

  • Siempre estaré rodeado de amor.
  • Siempre tendré las más hermosas e increíbles experiencias humanas.
  • Siempre estaré aprendiendo y creciendo.

 

Para finalizar los dejo con una de las leyes que el autor nos da en este libro:

 

Las mentes extraordinarias crean una visión para su futuro que es decididamente propia y que existe al margen de las expectativas del espacio cultural. Su visión se centra en metas finales en conexión directa con su felicidad.

 

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *